El Gobierno impidió el uso del Centro Internacional de Prensa de Madrid para un encuentro del Círculo de Corresponsales con Baltasar Garzón; todo “un intento de censura por el Gobierno de España” a juicio de los profesionales extranjeros que trabajan en nuestro país.

En un comunicado enviado a los medios de comunicación, el Círculo de Corresponsales Extranjeros en España califica el veto del gobierno como “una interferencia inaceptable en el trabajo de la prensa internacional”:

“Por primera vez se ha negado el uso de estas instalaciones para un encuentro informativo por el contenido del mismo -explica en el comunicado-. El Círculo de Corresponsales califica esta negación como un intento de censura y una interferencia inaceptable por parte del Gobierno en el trabajo de la prensa internacional”.

El Círculo de Corresponsales Extranjeros en España organiza habitualmente encuentros con miembros destacados de la vida política y social de España. Algunos de estos actos se organizan en el Centro Internacional de Prensa. Esta instalación, en la calle María de Molina 50 de Madrid, se puso a disposición de los corresponsales extranjeros por el Ministerio de la Presidencia en noviembre de 2009, con el fin de facilitarles su trabajo.

Según explica la organización, a finales de agosto de este año, se solicitó por escrito el uso del auditorio de estas instalaciones para un encuentro con Baltasar Garzón el miércoles 5 de septiembre y para otro desayuno informativo con Cándido Méndez, una semana más tarde.

Las solicitudes se realizan para asegurar la disponibilidad de la sala y en ningún caso para obtener el visto bueno del Gobierno sobre el contenido de los actos.

“En esta ocasión -explican los corresponsales extranjeros-, la Secretaría de Estado para la Comunicación denegó el uso de la sala para el acto con Baltasar Garzón por considerarlo ??no idóneo? y ser ??demasiado privado?.

No obstante, el encuentro con el Secretario General de la UGT se podría celebrar sin problemas. Esta comunicación se realizó el viernes, 31 de agosto, por teléfono. Lamentablemente el Gobierno no ha querido explicar su decisión por escrito, a pesar de que el Círculo de Corresponsales así lo ha solicitado.

Aunque las instalaciones en las que se ubica el Centro Internacional de Prensa son propiedad del Estado y gestionadas por el Gobierno, es inadmisible que el Ministerio de la Presidencia pretenda elegir con quién pueden hablar allí los periodistas y con quién no. El Círculo de Corresponsales desea mantener relaciones fluidas y cordiales con el Gobierno, relaciones que se ven perjudicadas por esta injerencia, por lo que hace un llamamiento a la Secretaría de Estado para la Comunicación para reconducir esta situación” -añaden.

El Círculo de Corresponsales ha anunciado que, a pesar del veto del gobierno del Partido Popular, seguirá con su programación de actos, “incluyendo el encuentro informativo con Baltasar Garzón”, el cual -añaden- “suscita enorme interés entre los medios internacionales”.

Print Friendly, PDF & Email