BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

[vídeo] González Pons reprendió a la periodista Ana Pastor con muy malas maneras en Los Desayunos de TVE la semana pasada. Resulta que según el político, el tema objeto de la pregunta no era del interés de la ciudadanía, no era “un problema real”. La periodista había preguntado si el PP participaría en la firma del Pacto social. Casi nada. A lo que él contestó con el caso Faisán.

La actitud de González Pons no es nueva. Fue inaugurada por Aznar quién, ante preguntas incómodas, recurría a menudo a la mirada altiva y a lo de los temas importantes. Es lo de hacerse uno mismo la agenda, las preguntas y las respuestas también. Pero a decir verdad, la practican políticos de todos los colores.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero el caso de González Pons no retrata solo una gran desubicación sobre quién elige y por qué los temas en una entrevista, retrata también que el PP cree que ya ha ganado las elecciones y que han vuelto los tiempos en los que se dictan las prioridades a los periodistas. Como pasa en Telemadrid y en tantas otras televisiones autonómicas.

En esto es conveniente que haya consenso. Los intereses de la política caminan por un sitio y los del periodismo y la ciudadanía deben caminar por otro.

Si un partido recibe un día el resultado de una mala encuesta para su candidato, evidentemente no quiere que ese sea el titular de la mañana , ¿significa que debe ser escondido a los ciudadanos?

Imagen de previsualización de YouTube

No es la primera vez que Ana Pastor se enfrenta a esta disyuntiva. Con Esperanza Aguirre tuvo mucha repercusión su polémica, pero con otros políticos del PSOE se comportó de forma igualmente incisiva. La pregunta que deberían hacerse los ciudadanos es ¿y por qué sólo el PP trata de aparecer siempre con ese victimismo? ¿tanto les extraña el fenómeno pregunta/respuesta?

Es bien sencillo. Usted no sabe quién soy yo señorita. Usted no sabe quién manda aquí. Y no es nada nuevo.

Print Friendly, PDF & Email