Imagen de previsualización de YouTube

Andalucía, la Comunidad Valenciana, Murcia, Canarias, Ceuta y Melilla son las regiones que más han maltratado su litoral en 2008, segun el nuevo informe de la ONG, “Destrucción a toda costa“. En él se identifican los puntos más amenazados por el urbanismo, las infraestructuras y la contaminación. Greenpeace señala con el dedo 67 casos de corrupción urbanística, con 527 implicados, de los que 180 son cargos públicos, y denuncia 137 nuevas actuaciones en infraestructuras portuarias.

Cataluña, Islas Baleares y Galicia siguen también acosando a su medio natural con el ladrillo y la contaminación, aunque están un escalón por debajo con respecto a las seis comunidades “líderes”. Finalmente Euskadi, Cantabria y Asturias ocupan el tercer puesto del podio, aunque Greenpeace denuncia que están imitando el modelo devastador del Mediterráneo.

En 2007, la ONG denunció en este mismo informe a 354 cargos publicos por corrupcion urbanística. Consideran que la crisis económica debería llevar a los gobernantes a tomar medidas contundentes para frenar lo que califican de “sin razón urbanística”.

Una playa en Tenerife
(Foto: Greenpeace)

Print Friendly, PDF & Email