El diario británico se hace eco en una crónica de Giles Tremlett del fallo de un tribunal madrileño contra un monumento en memoria de los 35.000 voluntarios extranjeros que lucharon contra Franco. Explican que su levatamiento provocó als iras de la derecha, pero “la protesta de un abogado ultraderechista ha tenido éxito donde fracasó la protesta política”.

El monumento a los brigadistas
(Foto: Flickr/Ceronegativo)

The Guardian apunta: “Menos de dos años después de que el monumento fuera levantado en Madrid a los 35.000 voluntarios que se unieron a las Brigadas Internacionales para luchar contra las fuerzas fascistas del general Francisco Franco durante la guerra civil española, un tribunal ha ordenado que sea derribado”

El texto añade: “El monumento a los voluntarios de 53 países, pagado por suscripción popular y colocado en los jardines de la Universidad Complutense, donde muchos murieron defendiendo Madrid y la democracia española contra los rebeldes de Franco, ha enfurecido a algunos derechistas.”

Y señala: “Un caso presentado por el abogado Miguel García ha tenido éxito donde fracasó la protesta política. Los jueces han decidido que la universidad violó las leyes de planificación y debe retirar el monumento. `Aunque la decisión del juez es por razones técnicas, la denuncia original fue presentada por un conocido abogado con conexiones de extrema derecha´ dijo Jim Jump, secretario del International Brigade Memorial Trust.”

[Leer el artículo completo en The Guardian]

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su editor es Alan Rusbridger y su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.