La firma de moda española se ha visto obligada a pedir disculpas públicamente, después de que Haaretz publicara una noticia cuestionando una de sus camisetas por su parecido con el traje que llevaban los presos judíos en los campos de concentración nazis. Explican que las rayas son horizontales y la estrella lleva inscrita la palabra Sheriff, pero apunta que es un “reminiscente inquietante” de la era del Holocausto.

La polémica se ha extendido y ha sido recogida por otros medios extranjeros en todo el mundo como Der Spiegel, The Telegraph, Daily Mail o Handelsblatt. Otras marcas de ropa españolas se han visto afectadas en los últimos tiempos por controversias similares en el extranjero: Mango por unas pulseras “esclavas” en Francia y Desigual por sus spots agujereando preservativos.

Haaretz asegura que el último artículo de Zara puede hacer que algunos compradores se pregunten “¿En qué estaban pensando?”. Explica que la cadena española de ropa ofrece una camiseta que es un “inquietante reminiscente” de los uniformes a rayas de los supervivientes del Holocausto en la Segunda Guerra Mundial. Señala que las rayas en la versión de Zara son horizontales, no verticales, pero que lleva una estrella de seis puntas en el sitio exacto en que los nazis obligaban a los judíos a llevar la Estrella de David.

En su twitter, Zara se ha “disculpado honestamente” y en varios idiomas ante interpelaciones de internautas. Además ha asegurado que la camiseta se había inspirado en la estrella de Sheriff de las películas del Oeste y que ya no está en sus tiendas. Pero el asunto ha levantado críticas sobre la “falta de sensibilidad” de la firma ante cuestiones como el Holocausto.