Los comentarios de políticos de Alemania tras el fallo judicial de no extraditar al ex presidente catalán están dañando la relación hispano-germana y al politizar un asunto judicial corren el riesgo de provocar una genuina crisis política entre los dos países. Es lo que advierte un análisis del primer diario económico alemán que firma su corresponsal en España Sandra Louven. Critica la “politización” de la decisión judicial que se está haciendo en Alemania y califica de “estúpidas y peligrosas” algunas de las declaraciones, advirtiendo que ponen en riesgo “innecesariamente” la relación bilateral. Recuerda que Puigdemont ha sumido a España en una “gran y genuina crisis nacional” y señala que la decisión de si debe o no ser extraditado por rebelión corresponde a los tribunales, “no a los políticos y menos a los alemanes”. El caso Puigdemont sigue muy presente en la prensa alemana que le dedica numerosos análisis y comentarios.

Handelsblatt asegura que la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de no extraditar a Carles Puigdemont por rebelión puede ser correcta en términos legales pero ha supuesto un “gran golpe” y es difícil de entender para muchos españoles. Pero resalta que el gobierno de España ha intentado calmar la situación en contraposición con lo que ha pasado en Alemania, donde la politización de una decisión judicial está “poniendo en riesgo” de forma innecesaria las relaciones bilaterales. En este sentido el artículo menciona las declaraciones de la ministra Katarina Barley o de Rolf Mützenich del SPD que han puesto en duda la independencia judicial española comparándola con Turquía y Polonia.

Pero el artículo sostiene que es “a la vez estúpido y peligroso” enfrentarse a un aliado europeo con el que Alemania tiene una “particularmente buena relación”. Y apunta que es “estúpido porque la denuncia no tiene base real y parece escrita por el propio Puigdemont” y “peligrosa” porque ataca a España y podría provocar una reacción que llevara a una “genuina crisis política” bilateral. Recuerda que Puigdemont ha sumido a España en una “gran crisis nacional” y eso no es un “simple y viejo asunto” en el país. Y señala que, aunque es legítimo cuestionar si lo sucedido en Cataluña es una rebelión -algo que recuerda también suscita debate en España- y debe haber extradición porque es homologable a la “alta traición”, es un asunto que corresponde a los jueces, no a los políticos. Y añade “y menos a los políticos alemanes”.

Handelsblatt es un diario económico aleman fundado en 1946. Está considerado el periódico financiero de referencia en lengua germana. Su nombre significa en castellano “Periódico del comercio” y se publica desde Düsseldorf. Pertenece a Verlagsgruppe Handelsblatt de Dieter Von Holtzbrink, que también es dueño de Der Tagesspiegel y del semanario Die Zeit. Y desde 1999, el diario es socio del grupo Dow Jones, propietario del Wall Street Journal. Su tirada en 2012 fue de cerca de 150.000 ejemplares diarios. Su web cuenta con 2,6 millones de visitas al mes, siendo el primer sitio económico del país. Su línea editorial y posicionamiento se consideran de ideología liberal pero progresista. En abril de 2013 publico un artículo que tuvo amplia repercusión defendiendo: “Sería nefasto que la UE ponga a prueba una vez más la asombrosa capacidad de sufrimiento de los españoles”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email