Puebla de Guzmán, una pequeña localidad de la comarca onubense del Andévalo lleva 23 años produciendo la base de algunos componentes de fragancias de la conocida marca francesa Chanel. Un centenar de personas trabajan todo el año, recolectando jara y eucalipto, que una vez tratadas se envían a Francia para ser embotelladas. (Foto: Flickr/Liutao)

Todo empezó cuando la firma francesa Aquitania adquirió un 5% del capital social que poseía el Instituto de Fomento de Andalucía en la empresa Biolandes Andalucía, ubicada en Puebla de Guzmán. Biolandes se dedicada a la fabricación de esencia de jara y eucalipto por un sistema original continuo, autosuficiente energéticamente y completamente revolucionario, gracias a tecnologías avanzadas de fabricación automatizada.

A finales de los 80, llegó a oídos del pueblo que Chanel quería aprovechar la extracción de las esencias vegetales de jara y eucalipto. José Suárez es un empresario que fue esencial para que la firma llegase al pueblo:  “éramos diecisiete los pueblos andaluces que optábamos a quedarnos con la fábrica”, recuerda. De la criba inicial quedaron dos localidades onubenses, Puebla de Guzmán y Sotiel Coronada. Suarez elaboró el informe de Puebla y finalmente la loacalidad fue la elegida. Por ello desde 1989, el famoso perfume para hombres “Egoiste” de Chanel se elabora con esencias onubenses.

Actualmente, según ha explicado el portavoz de la entidad, José Carlos Muñoz, Biolandes se mantiene como una empresa de venta de productos derivados de la jara, que hace que sus esencias terminen en manos de Chanel, y se complete el ciclo cuando los perfumes llegan a las estanterías.

Paisaje de la comarca del Andévalo

(Foto: Flickr/M. RogelioG)

1 replica a este post