España y Alemania son dos países con buenas percepciones mutuas, tanto de sus opiniones públicas como a nivel oficial. Pero aún persisten algunos estereotipos que hacen que por ejemplo muchos alemanes identifiquen a España como un país mucho más religioso que laico, más de campo que de ciudad, tradicional y pobre. Es lo que revela un estudio del Instituto Elcano sobre la relación de España y Alemania que también pone de relieve que se ve a los españoles como tolerantes, solidarios, honestos y que inspiran confianza.

Son algunas de las conclusiones que se desprenden del “Informe Elcano 25. Relaciones España-Alemania“, el primero que realiza el think tank sobre las relaciones bilaterales con otro estado miembro de la UE y que fue presentado en un coloquio en Madrid. El coordinador del texto es Miguel Otero y subraya que la “belicosidad” de los actuales gobiernos de Italia y Polonia contra Alemania y la buena disposición del ejecutivo de Sánchez a colaborar con Berlín pueden estar generando una ventana de oportunidad para estrechar aún más los vínculos.

Pero los datos de Real Instituto Elcano también ponen de relieve algunos aspectos llamativos de la imagen de España en Alemania. Así por ejemplo, el 73% de los encuestados alemanes señaló que ve a España como un país religioso y un 64% como tradicional, frente al 28% que lo define como moderno. Asimismo un número sorprendentemente alto, 53%, lo identifica como “de campo” frente a un 39% que lo ve más “de ciudad”. Con respecto a la riqueza, un 51% tiene la imagen de España como país pobre, mientras que un 41% lo califica de “rico”.

En sentido contrario, los alemanes ven a España como un país altamente tolerante (74%), solidario (66%) y que inspira confianza (65%). Y asimismo destacan otras dos ideas del informe: un 66% considera que se trata de un país democrático, frente al 26% que lo ve como autoritario y un 62% lo califica de honesto mientras que únicamente un 30% tiene una imagen de España como un país corrupto.  El perfil de “nación pacífica” también es ampliamente señalado.

El informe de Elcano analiza además la relación de España y Alemania a nivel político. Señala que está en un buen momento, pero defiende que ambos socios “piden más del otro”. Asi por ejemplo Alemania quisiera que España fuera más proactiva en la presentación de propuestas e incluso que se atreviera a liderar algunos temas de la agenda de la UE. España, en cambio, anhela un mayor liderazgo pro-integracionista desde Berlín para avanzar en una Unión cada vez más estrecha, sobre todo en la zona euro. Una opinión que secundó en la presentación, el corresponsal alemán Hans Kellner.

Print Friendly, PDF & Email