La Universidad de Melbourne ha presentado una nueva impresora de células fotovoltaica orgánicas que produce una página de panel solar funcional del tamaño A3 cada dos segundos. No es exactamente una impresora 3D, pero permite producir estas células de forma más barata y mucho más rápida. (Foto: Flickr/Marufish)

El sistema de la impresora, desarrollado por VICOSC, la Universidad de Melbourne, CSIRO Molecular and Health Tecnologíes y la Universidad de Monash, utiliza tecnología de impresión ya existente -la misma que se usaría para plasmar una imagen en una camiseta- pero integra células solares de polímeros (también conocidas como células solares orgánicas o de plástico) en delgadas hojas de plástico o de acero a una velocidad de diez metros por minuto.

Estas hojas orgánicas son capaces de producir hasta 80 vatios de energía en el laboratorio y entre 10 y 50 vatios en condiciones exteriores reales.

Imagen de previsualización de YouTube