Imagen de previsualización de YouTube

Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “En un incendio, el lugar más seguro para un responsable político es cerca de las llamas. Zapatero lo confirmó ayer noche. Lo prudente es acercarse, lo imprudente no hacerlo; en la crisis, con la gente, aunque te saque los colores. Puede no ser cómodo, pero es de eficacia probada. El reproche más duro, si se encaja con humildad en la distancia corta, no resta sino que suma. Cuando a los problemas no se les ve solución, aceptamos que los políticos -como los médicos- nos administren placebos. Pero que estén cerca. El presidente disfruta, además, de una comodidad inesperada. El principal partido de la oposición se halla embarcado en una aventura suicida. La batalla por el poder en la familia. Antes no pero ahora sí, el PP nos recuerda a la UCD. A la UCD terminal de democristianos, azules, liberales y socialdemócratas, de dossiers de todos contra todos, de sospechas y zancadillas. Con Suárez, como ahora Rajoy, desbordados. Aquella UCD podía alegar que era víctima de su heterogeneidad y que su capitán, Suárez, se había vaciado en una transición agotadora. Pero este PP, ¿que puede aducir ante sus militantes y sus diez millones de votantes?. Nada. Es lucha de poder en estado puro. Ni siquiera la proximidad de dos citas electorales a un mes vista les devuelve la cordura. Están haciendo astillas a sus argumentos más queridos. ¿Resolver la crisis económica si no saben gestionar su propia crisis?. ¿Defender la familia si no saben defender su familia política?. ¿Garantizar la unidad de España si no son capaces de lograr la unidad de su partido?. Mientras, Aznar acecha y se deja adorar. Rato sonríe y se deja fotografiar. Ante ese panorama, la imagen de un Zapatero luchador, fajándose con los ciudadanos en un momento de enormes dificultades, no puede sino reforzarle.”

Las aperturas del informativo de Iñaki Gabilondo, cada día