Reporteros Sin Fronteras ha hecho público su informe anual sobre libertad de prensa en 2010. España ocupa el puesto 38 de una lista de 178 países, a causa de la amenaza de ETA y de algunos casos de represión a periodistas. Pero el informe destaca sobre todo una “importante degradación” de la libertad de prensa en Europa, que “cae de su pedestal” segun RSF.

Estatua de reporteros

Con respecto a España, RSF destaca que sigue habiendo muchos periodistas que trabajan con escolta a causa de la amenaza de ETA. Pero no es el único punto que mencionan. También se refieren a la absolución de los responsables del diario vasco Egunkaria acusados de colaborar con la banda terrorista, la absolución de Daniel Anido y Rodolfo Irago, condenados inicialmente por publicar información en Internet y a la detención del fotógrafo Eduardo León por cubrir una redada contra inmigrantes ilegales en Madrid. Finalmente mencionan el caso Couso y las presiones de EEUU al Gobierno español para cerrarlo desveladas por Wikileaks.

El informe de 2010 destaca la importancia de Internet como “un espacio único de discusión e intercambio de información” especialmente en países donde los medios de comunicación tradicionales están bajo el yugo de un régimen totalitario. Por eso hacen notar que varios países desarrollados están aprobando leyes reguladoras de Internet “en nombre de la lucha contra la pornografía infantil o contra el robo de la propiedad intelectual”. Y entre estos, cita a España.

La introducción del informe que firma Jean François Julliard, secretario general de RSF, empieza recordando que “desarrollo económico, reforma de las instituciones y respeto de los derechos fundamentales no van necesariamente juntos. La defensa de la libertad de prensa es, y será siempre, un combate; combate de vigilancia en las democracias de la vieja Europa, combate contra la opresión y por la justicia en los regímenes totalitarios que todavía tachonan el globo”.

Destacan a los motores de la libertad de prensa (Finlandia, Islandia, Noruega, Holanda, Suecia y Suiza en cabeza), pero manifiestan su preocupación ante la degradación de la situación de la libertad de prensa en la Unión Europea. Citan incidente graves en Francia e Italia: violación de la protección de las fuentes, vigilancia de los medios de comunicación, desprecio e incluso impaciencia del poder político con los periodistas y su trabajo, citaciones judiciales… E incluyen a Irlanda, Rumanía, Eslovenia, Grecia y Letonia entre los países “en el punto de mira”.

Desde Reporteros Sin Fronteras se muestran muy criticos con dos de los países que más han crecido economicamente: Rusia y China. Tanto que a este último lo incluyen entre los 10 países menos respetuosos en materia de libertad de prensa junto con Ruanda, Yemen, Sudán, Siria, Birmania, Irán, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea.

Y a pesar de haber sido elaborado antes de que empezarán las revueltas en el mundo árabe, el informe también constata un deterioro de la libertad de prensa en los países de la ribera sur del Mediterráneo.