El corresponsal del Frankfurter Allgemeine Zeitung considera que el debate sobre los toros es delicado y espinoso pues supone también “hablar sobre la muerte”. Paul Ingendaay asegura que no es partidario de prohibir los toros pero cree que es un debate digno y constata que se empieza a hablar mucho de ello en España. De hecho este 28 de agosto el movimiento antitaurino en España ha convocado una manifestación en contra de declarar la tauromaquia bien de interes cultural.

Paul Ingendaay

Para Paul Ingendaay en nuestra sociedad no se habla de la muerte de animales en “público es algo casi clandestino” y los derechos de los animales no son un tema público. Pero cree que la fiesta de los toros es el “unico espectaculo que ambiciona ser un ritual, casi un arte, una cosa estética, aunque sea un insulto para muchos”. En cualquier caso considera que el mayor problema es que no “aguantamos que se ponga una muerte pública delante de nuestros ojos”.

Cree que la discusión es si debe sobrevivir un “ritual muy antiguo en España y muy importante para la cultura”. Y en referencia a lo sucedido en el Parlamento catalán cree que se han mezclado dos temas: el afan nacionalista y el afan de prohibir los toros que combinados ha hecho posible que se abra este debate.

Print Friendly, PDF & Email