Felix Soria, responsable del blog Im-pulso, critica y se muestra sorprendido del poco eco que ha tenido una de las nuevas directivas que estudia la UE para castigar con más rigor la contratación de indocumentados. Considera que habría que prestar mas atención a esta iniciativa que pretende por primera vez atacar de raiz una de las fuentes del problema de la inmigración. Una la constituyen los que se dedican a traficar con seres humanos y otra los empresarios que contratan a trabajadores en situación irregular porque así abaratan costes.

Felix Soria

Para Felix Soria, lo relativo de la inmigración se ha simplificado demasiado. La izquierda por querer convertirlo en una cuestión humanitaria, cuando es un problema económico, social e internacional. Y la derecha por criticar que pueda entrar todo el mundo, cuando estos sectores económicos son los primeros interesados en que lleguen inmigrantes para suplir la mano de obra que falta.

El blogger y periodista lamenta que muchos empresarios contraten a indocumentados para reducir costes y advierte que ese abaratamiento de la mano de obra termina repercutiendo también en los trabajadores españoles. Se felicita de que la UE pretenda atacar con rigor este problema, aunque también cree hay que articular bien la directiva para que la homologación de legislaciones no sea un simple paripé que sirva para controlar aún más a los sin papeles.