La intención del Partido Popular de abrir el debate sobre la cadena perpetua en España ha elevado la temperatura de la blogosfera. Hay algunas opiniones a favor de la medida, pero la mayoría la critica con fuerza. Se acusa al PP de demagogia, populismo y calculo político. Iker Merodio, del blog Soluciones comunicativas, no cree que sea un debate que “está en la calle” y tampoco un intento de captar votos de la extrema derecha, sino una acción para desgastar a Zapatero en Europa y que parezca un lider aún más debil.

Iker Merodio

Para Iker Merodio, el PP ha abierto este debate no tanto “de puertas para dentro como para fuera”. Perseguirían desgastar la presidencia española de la UE y sobre todo a Zapatero que aparecería así como un lider con problemas económicos y que además tiene el problema social de que “el principal partido de la oposición asegura que en la calle está el debate de la cadena perpetua”.  Avisa, sin embargo, que es un “juego muy peligroso en el que no está claro que beneficio pueden obtener a medio plazo. […] Arrancarlo es fácil, pero entras en una dinámica en la que detenerlo te va costar·”

En la red, otros blogs tratan el tema:

Fernando Garea en El patio del Congreso da algunas claves: “Si el PP quiere plantear este debate tiene la ocasión idónea: hasta marzo está abierto en el Congreso el plazo de enmiendas a la reforma del Código Penal. ¿A que no lo hace? En todo caso, debería tener en cuenta que los partidos deben hacer pedagogía y no ocultar que desde la reforma del Código Penal de 2003 para delitos graves se acumulan las penas hasta un cumplimiento efectivo de 40 años. […] Hasta el punto de que hay autores que sostienen que la reforma de los 40 años era una cadena perpetua encubierta.”

Ignacio Escolar considera el planteamiento del PP como populista e irreal: “El partido de las grandes soluciones para los problemas inventados ha aprovechado una anécdota, la nueva hazaña de El Rafita, para pedir condenas más duras, incluso la cadena perpetua. ??Me parece que algo falla?, dice Esperanza Aguirre, y en eso tiene razón. Falla una sociedad que admite que se legisle a golpe de suceso macabro, del ritmo que marcan ciertos medios carroñeros que hacen de cada crimen un éxito de audiencia, un sangriento botín del que después los políticos populistas también sacan su tajada.”

Juan Carlos Escudier en su blog En tierra de nadie ironiza: “Pudiera pensarse que esto es Caracas cuando la verdad es que, en comparación, aquí se asesina poco, y no nos va tan mal creyendo que la reinserción es posible porque en criminalidad estamos a la cola de Europa. Es verdad que se roba bastante, pero también que se detiene a mucha gente y, por eso, hay 76.000 presos en las cárceles, la mayor tasa de reclusos de la UE. Si la delincuencia es baja y tenemos las prisiones llenas será porque el Código Penal no es la broma que el PP quiere presentarnos.”

Eifonso Lagares del blog Islas Cies critica que el PP haya habierto el debate: “Mal por el señor Arenas, peor por quienes le siguen ciegamente -Cospedal y Aguirre- creyendo obtener por ello ventaja política y una mayor conexión con su posible electorado. […] Cadena perpetua, no gracias y no a este tipo de debates estériles, demagógicos, oportunistas y que no aportan nada a la sociedad española.”

Carlos Rodriguez en su blog Apodérate está en contra y habla de demagogia: “Cualquier cambio que quiera producirse en el Derecho Penal, no puede realizarse a golpe de tragedia, que normalmente genera paralelamente al dolor de las víctimas, una enorme demagogia. Las reformas legales, TODAS, pero especialmente por los bienes tan importantes que tutelan, deben realizarse tras intensos debates, tiempo de maduración y, sobre todo, mucha sensatez.”

Merce Perelló en Opiniones ve más razones para apoyar la medida: “La cadena perpetua evitaría la reincidencia de los asesinos y violadores que salen tras cumplir su pena. Evitaría también causar dolor a más familias por parte del psicópata. Evitaría errores judiciales como en el reciente caso de la niña de Huelva. […] Otro de los motivos de la conveniencia de la cadena perpetua me lo dicta mi oposición frontal a la pena de muerte. Matar es matar, aunque sea a un monstruo que se lo merezca. Pero tampoco podemos reinsertar en la sociedad a alguien que lo más probable es que vuelva a matar o a violar sin ningun tipo de remordimiento.

Vicente Lera en No solo política cree que el debate es eteril porque la cadena perpetua es claramante inconstitucional y señala: “lo importante es que nuestro CP, en ciertos supuestos tipificados, es de los más duros de la Comunidad Europea. […] Lo que sí habría que hacer es modificar el actual CP para endurecer las penas a ciertos delitos que actualmente están impunes, como el caso de la corrupción, los delitos urbanísticos y el blanqueo de dinero.”

Alfonso Saborido considera que es un tema muy delicado y que el PP busca votos de la extrema derecha: “La cadena perpetua no arregla nada. No sirve para nada. Seguirá habiendo asesinos. Y sin capacidad de rehabilitación o perdón. Y sin esto ¿para qué son las cárceles de los países democráticos? ¿para rehabilitar o para torturar? […] Mucho ojo con la cadena perpetua. De ahí a la pena de muerte hay un paso.”

Print Friendly, PDF & Email