El caso de la joven sevillana Marta del Castillo ha hecho subir la temperatura de la blogosfera. Hay coincidencia general en lamentar la muerte de la adolescente… pero tambien en criticar con dureza la cobertura que los medios de comunicación están haciendo del asesinato. Algunos lamentan el circo morboso, otros la excesiva atención frente a la pasividad hacia otros dramas y también se critica la criminalización de la redes sociales que el caso parece haber generado.

 

Medios de comunicacion delante del cartel
(Foto: Flickr/Unai Beroiz)

Juan Carlos Escudier en su blog Merienda de medios habla de carroñeros: “Desde que se inventó la cuota de pantalla, lo más nauseabundo de algunos crímenes son sus cronistas. […] ¿Es carroñera Ana Rosa Quintana por entrevistar en Telecinco ??se supone que pagando?? a la actual novia del presunto asesino, una niña de 14 años? ¿Es vomitiva la estrella de la mañana por intentar sin éxito que el padre de la víctima confiese en directo que estrangularía al asesino? Nada de eso. Nos gusta Ana Rosa, especialmente sus reflexiones al volapié sobre la condición humana: ??Un chaval de 20 años que resiste tres interrogatorios (?) con un tema muy grave, y que resiste, resiste y resiste, es una persona a tener en cuenta?. ¿No les parece profundo?”

Felix Soria en Impulso lamenta el éxito de los que venden morbo informativo: “Otra vez triunfan los periodistas y los medios que tratan la información como un simple producto comercial al servicio de la caja […] El hecho: Más de la mitad de los contenidos de los informativos de TV son pura especulación y morbo para ganar audiciencia. Y la pregunta es inevitable: ¿Hasta cuándo seguirán enlodando el oficio y dinamitando la credibilidad?”

Javier Ortiz critica otro aspecto de la cobertura: “Las pancartas y camisetas lo proclaman en Sevilla: ??¡Todos somos Marta!?. Bueno, todos no. Yo, al menos, no soy Marta. Lamento de verdad que la joven Marta del Castillo haya desaparecido, y me solidarizo con sus padres, familiares y amigos, pero no me convence ni poco ni mucho que nuestra sociedad se declare conmovida de manera tan llamativa con algunas desgracias particulares y, a la vez, se muestre tan distante, ignorante e indiferente ante las decenas de miles de tragedias que se producen a diario en todo el mundo, de muchísimas de las cuales también son víctimas criaturas de edad temprana, casi desvalidas”.

Rosa Jimenez Cano se muestra decepcionada por la falta de crítica en este asunto de la Asociación de  la Prensa. “Contra el Wyoming que ni es periodista ni lo pretende, sí. Contra la mierda y el morbo, no. Contra el recorte de ADN, tampoco. Urbaneja, ¿dónde estás? Luego, hablamos del sentido que puedan tener las asociaciones de periodistas.”

Nacho de la Fuente en su blog La huella digital ha creado un grupo en Facebook contra la cobertura: “Determinados medios de comunicación están convirtiendo el presunto crimen de la joven sevillana Marta del Castillo en un nuevo circo mediático que hay que parar cuanto antes. Tratamientos informativos así -cargados de morbo, carroña y programas especiales en los que entrevistan a menores de edad- son los que realmente hacen daño al Periodismo con mayúsculas.”

Juan Luis Sanchez en el Oyente analiza la cobertura del caso de Sevilla en comparacion con la de la muerte de 21 personas de un cayuco en Lanzarote. Habla de “el escandaloso circo de dolor y muerte, morbo y artificio, especulación y miseria, charlatanería e impudicia” frente a “la vergonzante impasibilidad con la que vemos morir a personas en la misma puerta de nuestra casa, protegidos nosotros por el armazón de un racismo insensible o de una xenofobia etnocentrista”.

Sonia Blanco reflexiona sobre otro aspecto muy criticado en la red: la relación del asesinato con las redes sociales: “entiendo perfectamente a quienes se han molestado porque estamos más que hartos de que cada vez que se habla en los medios de comunicación tradicionales (especialmente en televisión) de la Red sea para hablar de sus peligros y de cómo es un nido de pederastas y pornografía.Pero la realidad es que cuando profundizamos en la lectura del artículo vemos que Patricia Godino hace una buena descripción de lo que ha sido la implicación de las nuevas tecnologías y de redes sociales como Tuenti en el seguimiento policial y mediático de esta triste caso, y en eso me parece incluso un artículo acertado.”

Jessica Fillol en cambio sobre este mismo asunto habla de periodismo basura y morbo 2.0: No creo que sea ni siquiera miedo ante la competencia de Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías en general, como propone Jack Daniel??s: es simplemente la ignorancia de toda la vida. La ignorancia, no ya únicamente de la redactora de la noticia si es que fue a ella a quien se le ocurrió la brillante idea de utilizar semejante titular, sino del redactor jefe o del editor que permitió, aprobó o incluso fomentó semejante ??perla? digna de periodismo basura. Vamos a empezar a llamar a las cosas por su nombre. Si acaso, esto lo que es es morbo 2.0. Y asco. Asco 99.9.”

Print Friendly, PDF & Email