Los cambios en el Gobierno anunciados por el presidente han hecho subir la temperatura de la red. Los nombres de ministros entrante y salientes reciben elogios y críticas, pero en general en las primeras valoraciones publicadas en la blogosfera y Twitter, la sensación es de que Zapatero ha reaccionado, retoma la iniviativa política y demuestra que pretende dar la batalla para darle la vuelta a las encuestas de aqui a 2012.

Imagen de previsualización de YouTube

Fernando Garea analiza toda la remodelación y considera que “en pocos días, Zapatero ha hecho cuatro cosas que dan idea de impulso político y ganas de darle la vuelta a la situación: discurso de optimismo con apuesta de dar la vuelta a las encuestas; pacto de legislatura que no quiso firmar antes de la investidura; aprobación de los Presupuestos y cambios en el Gobierno y en el partido. Quiere ganar.”

Arsenio Escolar en el blog Que paren las máquinas habla de los perdedores y ganadores de la crisis que ve como son un mensaje contundente de Zapatero “a su partido, a sus votantes y al conjunto de los ciudadanos. El mensaje, casi la proclama, de que no se rinde, de que no se resigna a que el PSOE pierda las próximas elecciones generales”.

Esther Jaen en De pixie a dixit considera que los cambios dejan guiños a los barones del partido y los sectores más de izquierda, pero confirma que Zapatero quiere dar guerra “confía en Rubalcaba y Blanco para salvar a Gobierno y PSOE.”

Juan Cruz en el blog Mira que te lo tengo dicho califica al nuevo gobierno de “salvación socialista“. Considera que “cambia casi todo. Y esta vez no parece que cambia casi todo para que todo siga igual. Una gran noticia.”

Ignacio Escolar considera en su blog que es “cambio radical” y que “gana Rubalcaba en el Gobierno y Blanco en el partido”. Sobre los cambios considera que “el nuevo gabinete es más político y menos técnico, para bien y para mal”.

Luis Diez en su blog La espuma del día ve un gobierno reforzado y renovado: “Zapatero a acometido la profunda remodelación del Ejecutivo que le pedían los barones y parte de la dirección del PSOE… Rubalcaba asciende a vicepresidente primero y se convierte en el hombre fuerte del Gobierno.”

David Martos en Tras la política cree que toda la remodelación “se refiere a la estrategia electoral del Partido Socialista y de Zapatero de cara a 2012. ¿Habrá llegado finalmente el momento de pensar en los ciudadanos y en su salida de la crisis, con más derechos y con menos precariedad?”

Pedro José Navarro en A cabo de la calle alaba los cambios y avisa del reto: “recuperar la iniciativa política, impulsar la comunicación con la sociedad y gestionar la crisis para ganar en credibilidad serían, a mi juicio, las tres grandes claves de las nuevas caras en el Gobierno de España.”

En Twitter la crisis de gobierno tiene su propia etiqueta para seguir el debate. Las reacciones son muy numerosas y las críticas más concretas.

Cesar Calderon considera que “la remodelación indica con claridad que ZP va a volver a pelear en 2012, malas noticias para Rajoy & company” y da otra lectura : “Zapatero mira hacia dentro. Militantes del @PSOE asumen los puestos clave del nuevo gobierno”.

Juan Luis Sánchez cree que los cambios demuestran que “el Gobierno sucumbe al mensaje de que en tiempos duros, lo de la igualdad, la paridad y los ministerios sociales sobra”.

Aitor Rivero sentencia que “la remodelación de Zapatero parece más de lo que es… Y lo peor es que eso es lo que hay”

Borja Ventura ironiza “Zapatero se ha teñido el pelo, síntoma de que quiere reimpulsar el Gobierno, y no sólo con la #crisisdegobierno”.

Pilar Portero apunta que “estos ministros aterrizan con las manos atadas, es decir con los presupuestos ya aprobados. A eso se llama tener margen de maniobra ¿no?”

Virginia Perez Alonso lamenta que “muchos darán palmas con las orejas x la desaparición de Igualdad. No sé si es el mejor momento para restar visibilidad a 57 mujeres muertas.”

Daniel Tercero hace una lectura más histórica: “La #crisisdegobierno de ZP vendría a confirmar ‘el síndrome de la Moncloa‘ de los presidentes de Gobierno en su segunda legislatura.”

Iñigo Saenz de Ugarte habla de “la remodelacióndel agradecimiento por los servicios prestados

Alberto Sotillos se queja de un cambio concreto: “¿Meses y meses defendiendo el Ministerio de Igualdad frente a la derecha radical para esto? Sólo diré eso”