La confirmación del procesamiento de Baltasar Garzón por el Tribunal Supremo ha revolucionado la blogosfera, en su mayor parte se posiciona a favor del juez. Hugo Martínez Abarca del blog Quien mucho abarca, explica en radiocable.com que “Garzón siempre “ha hecho cosas discutibles y nunca se le ha tocado” pero ahora se le procesa justamente cuando intenta investigar los crímenes del franquismo. Por eso cree que el caso demuestra que la transición se hizo con la condición de no tocar el franquismo.

Hugo Martinez Abarca

Para Hugo Martinez Abarca, la transición se firmó como “un régimen, uno de cuyos pilares es que se asienta sobre el postfranquismo y todo lo que es el franquismo no puede ser tocado”.  Y destaca que cuando Garzón dijo en Chile o Argentina que la ley de punto final va en contra de la legislación internacional, en España “nadie dijo que eso era prevaricación, pero de repente lo aplica a España y claro va contra uno de los cimientos principales de la transición y se lo cargan”.

El blogger explica que en la red hay un auténtico clamor e indignación por la decisión del Supremo de inhabilitar a “un juez por investigar al mayor asesino de la historia de España”.  Y cree que fuera de nuestro país asisten abochornados a lo que está sucediendo “sobre todo después de que hayamos estado dando lecciones a Chile y Argentina de cómo procesar a sus dictadores”.

En la red otros muchos blogs critican el proceso contr Garzón e impulsan iniciativas y concentraciones en su apoyo.

Baltasar Garzón

Juan Carlos Escudier en su blog en Tierra de Nadie habla de absolucion del franquismo: “Ha de ser duro para un juez afrontar una acusación de prevaricación por dictar una resolución que ni es injusta a ojos de la razón ni es disparatada en Derecho […] Sin embargo, lo verdaderamente terrible de sentar a Garzón en el banquillo es que se consagra de forma irreversible el punto y final que supuso la amnistía de 1977, una ley del silencio que perdonó a inocentes y dio inmunidad a los verdugos.”

Manolo Saco en Fuego amigo habla de venganza: “Son los herederos políticos de los golpistas, que van desde el sagrario a los juzgados, todavía con la hostia a medio disolver entre sus fauces, para acusar a Garzón por atreverse a denunciar los crímenes de sus papás. Y lo más terrible es que allí, en el trono supremo, una cohorte de jueces admite a trámite sus denuncias en lugar de meter en la cárcel a los denunciantes por apología del fascismo.”

Nacho Escolar en su blog ironiza sobre la justicia en España: “Baltasar Garzón se convierte en la primera persona de la historia de España que se sentará en un banquillo por los crímenes del franquismo. Por investigarlos, por supuesto. Como acusación figura Falange Española. Entre los jueces que han participado en la llamativa decisión, destaca un magistrado que compagina el Supremo español con la Hermandad del Valle de los Caídos.”

Rosa María Artal en su blog El periscopio lamenta que se “confirmen los peores augurios” sobre el Juez y asegura que “numerosas personas, organizaciones y juristas internacionales apoyan a Garzón y señalan lo atroz de la medida. Como la vergüenza que supone para España que el único encausado por el franquismo sea el juez que intentó investigarlo.”

Viçenc Navarro en su blog considera que el juicio contra Garzón “muestra que la transición fue profundamente inmodélica, pues nos dejó una democracia muy incompleta en la que las derechas (de nula cultura democrática) están utilizando su control de instituciones claves del estado para continuar eliminando las voces democráticas que cuestionan su poder y su historia.”

En Ventanas del falcon hacen un símil futbolístico: “Franquismo 1-Jusiticia 0. El proceso contra Garzón es un juicio contra los defensores de los Derechos Humanos y a favor de la impunidad  de los crímenes del franquismo.”

En Cero negativo consideran que “Garzón no consiguió sentar en el banquillo al franquismo, pero el franquismo si que ha conseguido juzgarlo a el. Una prueba más de que desde la dictadura franquista se transicionó a una democracia de baja intensidad otorgada? siempre y cuando haya cosas que no se toquen”

Fran Saavedra desde su blog Crónicas de Esperantía lo ven desde otro punto de vista: “Me sigue pareciendo realmente increíble que todos los crímenes de la guerra civil sigan impunes. Debemos ser el único país en el que ocurre ésto, pero la actuacion de Garzón de meterse en donde no le competía, ha empezado a cavar su propia tumba.”

Print Friendly, PDF & Email
5 Replica a este post
  1. Baltasar Garzón es un juez sin fronteras, un hombre inagotable. Así lo opina Pilar Urbano y así se trasluce en su último libro, Garzón: el hombre que veía amanecer, la apasionada y apasionante biografía autorizada del controvertido superjuez de la democracia española. En su certero y documentado retrato, en su incisivo y controvertido relato que recorre los quince últimos años de la historia de España, la periodista muestra, con su maestría habitual, a un juez sólido y enrocado a la ley, a un “hombre que ve amanecer” porque pertenece a esa rara especie -poco común en un país que abunda en mediocridades- de personas que no se amilanan ante el trabajo. Una biografía que no es inocente y que, ya incluso antes de su publicación, ha conseguido levantar ampollas mediáticas, políticas y judiciales.

    Pilar Urbano es una de esas pocas periodistas de raza, con arrestos, que no se amedrenta ante el reto de un nuevo libro. Ya lo demostró con sus biografías del fundador del Opus Dei (ella misma pertenece a La Obra) y de la Reina Sofía.

    Un libro denso, valiente y arriesgado, sobre un hombre que acapara titulares y provoca no menos filias y fobias entre la judicatura, la política y ciertos medios. A Garzón le tienen ganas, quizá porque sigue siendo uno de los pocos hombres valientes, honrados y trabajadores que quedan en el país de la envidia. Pero él ya ha escrito historia, y Pilar Urbano habrá contribuido a que la historia le sitúe en su justo lugar.

    http://usuarios.multimania.es/politicasnet/Libros/garzon.htm

    Puede que se carguen a Garzón. Pero tal como están las cosas le convertirán en un héroe martirizado (¿torito bravo?). Y ante semejante “magnicidio” todo lo demás se olvidará, quedará en segundo plano.

    Me refiero a lo del Santander que es lo que todo este ruido mediático tendría que tapar muy perfectamente.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/16/espana/1260993454.html