La blogosfera analiza el paro de trabajadores públicos como un termómetro de lo que puede ser una huelga general. Carlos Fenollosa del blog Dame la voz explica en radiocable.com que cree que ha sido una huelga “egoista e insuficiente” y que hubiera sido mejor que los sindicatos organizaran directamente una huelga general.

Carlos Fenollosa

Carlos Fenollosa critica que los sindicatos hayan estado “dando largas” cuando la crisis y el paro han afectado al sector privado y ahora cuando se toca el sueldo del sector público se haya montado una huelga “solo de funcionarios“.

Cree además que con esta convocatoria se puede haber desvirtuado una posible huelga general, dada la dificultad de movilizar a la gente más de una vez. “Las huelgas o se hacen del todo y se hacen bien o van un poco en contra de lo que se quiere protestar. No hay nada peor para una protesta que mostrar falta de unidad y mostrar que hay gente que no está de acuerdo o que directamente no le interesa”.

En Internet pueden leerse otras reflexiones sobre la huelga de funcionarios

Imagen de previsualización de YouTube

Hugo Martínez Abarca defiende en Quien mucho abarca que esta es la huelga de todos: “Los trabajadores del sector público hacen hoy una huelga que también nos defiende a quienes trabajamos en el sector privado y en general a toda la sociedad que no recibió un duro del rescate a los bancos pero que ve cómo su pensión será menor, su ayuntamiento tendrá menos dinero para gasto social y el sueldo que le ofrezcan será menor porque la competencia de los salarios públicos es a la baja.”

Isaac Rosa opina en su blog Trabajar cansa que se decide el futuro de un paro general: “una huelga de funcionarios es mucho más fácil que una huelga general, de modo que será el termómetro para decidir si hay calorcito suficiente. Porque si los funcionarios, que objetivamente lo tienen mucho más fácil que el resto para hacer huelga, no paran hoy todo lo que esté en su mano parar, difícil será pensar en otras movilizaciones.”

En El blog salmón consideran que es un pulso para la huelga general: “Y la impresión que tengo es que ni esta huelga, ni una huelga general van a tener la aceptación que los sindicatos esperan ni el seguimiento masivo de otras huelgas generales.La credibilidad del Gobierno y por ende de nuestro pais saltaría por los aires si se cediera a las reivindicaciones de esta huelga o la huelga general”.

Oscar Alonso en Somos luego existo se queja: “Ojalá sea una jornada reivindicativa, pacífica y solidaria con los millones de parados que tiene nuestro país. Trabajo para todos, Derechos para todos y ahorro en aquello realmente superfluo. ¿Cuánto nos está costando a los españoles que la selección esté de hotel en hotel, viajando como dioses de un lugar a otro, en preparación al mundial? ¿De verdad que no se puede ahorrar? ¿Cuánto nos va a costar la visita del Papa en Noviembre?”

Antonio Sanjuan explica en su blog se muestra contrario a la huelga: “sólo sale perjudicado, en todo caso, el ciudadano; no el político. Al político lo que de verdad le molesta es que el interventor le diga cuatro verdades, el jurídico le diga simplemente no. […]la huelga en lo público es un mecanismo de presión estrictamente político. Y para la presión política están las elecciones. Ahí será cuando le exprese mi opinión personal.”

Andres Boix argumenta que los sindicatos sobran en la función pública: “hay una cierta lógica en servir al Estado, y en detentar ciertos privilegios ínsitos a cualquier relación estatutaria, que se compensan, a su vez, por la dependencia respecto del poder para definir los términos de la relación. Y, si no te gusta, pues te vas.”

En Twitter, la noticia también ha generado mucho debate:

Javier Mesonero se pregunta: ¿al PSOE le interesa que esta huelga falle? y añade un reflexión más profunda: desmantelar a los sindicatos con un gobierno del pp en puertas no parece buena idea”

Antonio Galindo, funcionario de Murcia explica lo que opinan sus compañeros: “La gran mayoría cree q no sirve para nada, y creo q tienen razón. Otros no quieren dar mas dinero al gobierno, o les hace falta

Martu Garrote se pregunta: “Otra razón más para no hacer una huelga en contra del @psoe Soyaya Saez de Santamaría propone despedir funcionarios como en Alemania, ¿queréis PP?”

J.A. Estevan analiza  algunas declaraciones: “Titular: “Los sindicatos dicen que un 75% sigue la huelga, que apenas afecta al ciudadano”, ¿Tantos funcionarios sobran? Me lo expliquen”

Iker Merodio comenta los datos del País Vasco: “Mínima incidencia de la huelga de funcionarios de UGT y CCOO en Euskadi. ¿Hecho diferencial? No, servilismo al Gobierno.”