Las declaraciones de Jaime Mayor Oreja asegurando que tiene la “certeza de que el gobierno está negociando con ETA” han elevado la temperatura de la blogosfera. Se habla de conspiranoia, de declaraciones irresponsables, injustas, sin pruebas, malintencionadas… También hay quien avisa que ha podido ser una maniobra para desviar la atención.

 

Jaime Mayor Oreja
(Foto: Flickr/Partido popular sueca)

Nacho Escolar comenta en su blog la reacción de Rajoy: “En el PP han dejado solo a Mayor Oreja, aunque tampoco han corregido sus palabras. Como de costumbre, en Génova han reaccionado al exabrupto como si su principal representante en Europa, el de la placidez franquista, fuese un desconocido que se ha tirado un pedo en un ascensor. Mariano Rajoy no comparte la conspiranoia, aunque compra una parte: teme que una lista blanca de Batasuna pueda presentarse a las municipales”.

Javier Casal habla en su blog de testimonios “bochornosos, irresponsables y hasta antidemocráticos pero sería bastante más lógico que todo eso lo dijera alguien desde Genova 13. En el Partido Popular han hecho suyo hoy el eslogan de M&Ms (Mayor & Matas: Always Fun) y a cada pregunta sobre los dos Jaimes en cuestión, hoy ha seguido un silencio o en el mejor de los casos un juego retórico.”

Santiago González en su blog habla de los inadecuados pálpitos de Jaime Mayor Oreja “se ha equivocado sólo en dos aspectos: en el fondo y en la forma. […] Decir que ETA y el Gobierno son colaboradores sin más datos es injusto, ilógico y no parece decente. Es una acusación muy parecida a la que Arzalluz hacía a los chicos de la gasolina, a saber: que la kale borroka fortalecía la política de Mayor Oreja.”

Cesar Calderón en Netoratón ironiza sobre la negociación permanete que ve Mayor Oreja: “una conspiración que solo él es capaz de comprender y cuyo guión no sería capaz de firmar ni el más alucinado Dan Brown después de pasar varias horas en un coffee shop de Amsterdam.”

Ricardo Royo Villanova considera en su blog A sueldo de Moscú que Mayor Oreja necesita a ETA: “al dirigente franquista le hubiera venido mucho mejor un muerto español, como es tradición, para poder usarlo y rentabilizarlo políticamente a gusto y con mayor descaro, como suele hacer. Y claro, se ha sumido en un ataque de rabia, y está babeando su rencor por las esquinas.”

Felix Soria de Im-pulso cree que Mayor es un “político malintencionado que posee una elevada capacidad para alimentar odios, que ha demostrado una vez más que está dispuesto a decir lo que sea a fin de enfrentar a los ciudadanos entre sí y, para redondear, añadiría que es un político para el que todo vale con tal de desprestigiar a las instituciones que no son gobernadas por él o por sus amigos”.

Nacho de la Fuente interpretaba en su cuenta de Twitter las declaraciones en otra dirección: “Mayor Oreja, con su falacia, ha conseguido desviar la atención sobre el escándalo Jaume Matas. Todos picamos.”

Fernando Blanco en el blog Anclaos compara a Mayor con un jarrón chino: “hoy en día en el PP ya no saben que hacer con él ni donde ponerlo, como otro carísimo jarrón chino.”

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Tampoco había pruebas ‘visibles’ tras los atentados de la T-4. Si hay algo que no se puede reprochar al Sr. Mayor Oreja son sus aciertos al afirmar en puntuales ocasiones los contactos en la entrecámara entre el Gobierno y la ETA, lo que después ha tenido que reconocer el Sr. Zapatero. Y en esta ocasión, pese a los escépticos, ‘TAMBI?N LE CREO’. Lo sabremos.