La detención de 21 personas por enaltecer el terrorismo en las redes sociales ha provocado numerosas reacciones en Internet. La mayoría critica la violencia verbal y las humillaciones pero considera que la Operación Araña de la Guardia Civil ha sido “desproporcionada” y demasiado “ruidosa” en un intento más amplio para intimidar la critica desde la red. También se habla de “doble vara de medir” ante la inacción frente a las amenazas a otras personas o colectivos.

Isaac Rosa en “La Guardia Civil enaltece el terrorismo“. Sostiene: “Me da igual lo que hayan escrito los detenidos en las redes sociales. Me da lo mismo si son unos salvajes o unos cretinos, si de verdad defienden lo que dicen o solo son unos bocazas, o si tienen un humor despiadado. Eso es insignificante al lado de la ruidosa operación policial. Si han cometido algún delito, aun sabiendo lo delgada que es la frontera entre la libertad de expresión y el delito de opinión, por supuesto debe actuar la justicia. Pero que lo haga con proporción y sin `enviar mensajes´.”

Ana Cañil: “Operación Araña en twitter ¿una única dirección? Quien actúa contra amenazas a por ejemplo Pilar Manjon. Ada Colau y Alberto Garzon.”

Javier Vizcaíno en Más que palabras: “Operación Araña“. Apunta: “Sería el primero en celebrar que esta quincalla cobarde desapareciera para siempre de la faz del ciberespacio o, como poco, que sus gañanadas no les salieran gratis. Lo que no trago es que el modo de conseguirlo sea una redada refulgente. que lo único que ha buscado con el escarmiento público de un puñado de bocachanclas era seguir exprimiendo la nutricia teta de la serpiente. En el mismo viaje, acojonar preventivamente a cualquiera que no escriba como dicte la autoridad competente.”

Aitor Riveiro: “A mí me parece normal que, una vez que los que han saqueado el país ya están entre rejas, la Guardia Civil vaya a por los de los memes

Gerardo Tecé en La Marea: “Yo enaltezco, tú enalteces, él enaltece” Dice: “Cada uno de los detenidos no tenía relación con el resto y que, por tanto, serán juzgados como casos individuales, por lo que operativamente no tenía sentido lanzar una acción conjunta, ni bautizarla como Araña, ni nada; a no ser, claro, que se quisiera dar la sensación de que, aunque sea por Twitter, algo de terrorismo queda. El terrorismo es como el cerdo, hay que aprovecharlo todo.”

Raquel Sastre: “Acusar de enaltecer al terrorismo por un chiste es tan estúpido como detener a un escritor de novela negra por planear un asesinato en ella.”

Manuel Marlasca: “Atónito con los que están indignados porque se detenga a gentuza que utiliza la redes para enaltecer el terrorismo y humillar a las víctimas”

Pilar Portero: “Dos varas de medir la violencia-terrorismo en redes sociales”

Rafael Narbona en “Operación Araña: El Estado contra los internautas“. Asegura: “La detención de 21 internautas por orden de la Audiencia Nacional corrobora que España se ha convertido en un régimen autoritario y represivo. Cualquiera que conozca las redes sociales sabe que se hallan saturadas de mensajes incendiarios. No apruebo que se humille a las víctimas ni justifico la violencia pero el objetivo real es intimidar a los que se atreven a protestar y cuestionar las políticas de austeridad.”

Miguel Guerrero: “Y todo lo que sea un poco radical y se salga de la línea, es violencia, es ETA y probatasuno….a la cárcel por enaltecer el terrorismo”

Julian Jimenez en “Torquemada y la gestapo vigilando las RRSS“. Asegura: “La operación, bautizada como `Araña´ es un sinfín de despropósitos. Desde el principio. Desde penar chistes sobre un asesino al que no se le debería hacer el más mínimo reconocimiento por respeto a las miles de víctimas de la Dictadura sangrienta en la que él fue uno de sus mayores valedores. Porque claro, hay muertos de primera y muertos de segunda.”

 

Print Friendly, PDF & Email