Las noticias sobre la crisis y sus efectos en la economía, el paro y la sociedad copan los titulares de los medios de comunicación. También en la red son el tema recurrente. Pero también se detecta el intento de muchos bloggers por buscar, con otra mirada, aspectos positivos de la crisis que están pasando desapercibidos o por hacer propuestas creativas y constructivas para ayudar a salir de la época de vacas flacas. Asi en la red se habla de cooperativas, de salario social, de innovación en tiempos de crisis…


(Foto: Flickr/LevT)

Desde El Editorial se insiste en el fomento del autoempleo como salida para los parados, pero las Instituciones deberían: Ofrecer la posibilidad de amortizar el 100% de la prestación por desempleo por inicio de actividad;  Compensación de cuotas a la SS.SS. a personas con derecho a subsidio por inicio de actividad; Subvenciones a fondo perdido para arrancar negocios relacionados con las nuevas tecnologías, energías renovables, educación, cultura y cualquier área de investigación, entre otras…
 

David de Ugarte reflexiona en su blog sobre como a pesar de los malos datos de empleo en España, “las viejas cooperativas de trabajo se resisten a mandar gente al paro. Y en lugares como Madrid incluso aumentaron el número de  empleados que sostienen en un 6,213%. Si comprobamos la lista de las nuevas cooperativas creadas, nos encontraremos con una gran mayoría en el sector servicios y dentro de estas con una tendencia creciente a la hegemonía de la tecnología y el audiovisual. El dato es pequeño pero significativo. Aún en lo peor de la crisis, la cultura de la red va calando a través de las nuevas empresas y la cooperativa es el armazón jurídico más flexible para una generación que llega a montar sus propias empresas con un nuevo tipo de incentivos.”

Javier Caso, en Pasión por la dialéctica defiende la tesis de salario social contra el desempleo:  “cambiar los subsidios de desempleo por salarios sociales, esto es, el que cobre una percepción tiene la obligación de trabajar para la administración; de gratis ya no se da nada, el que quiera cobrar ha de trabajar. Pico y pala y a arreglar baches (no se me tome en el sentido literal, pues tareas por hacer hay muchas). Fíjate tú lo que hubieran dado de sí los fondos estatales. En vez de trasladarlos a empresas que han despedido a sus trabajadores para contratar a gente del paro como les obligaban.”

Marc Vidal recomienda en su blog mecanismos para que las pymes innoven en tiempos de crisis, un concepto diferente a innovar en tiempos de bonanza. Defiende desde adaptar el modelo continuamente hasta escuchar circularmente: “Innovar no es algo sofisticado y trascendente es mucho más simple. Hay empresas que han entendido el momento y saben que una época de recesión es un buen momento para robar clientes a cualquier gran empresa, sobretodo porque en etapas de crisis el consumidor es infiel a las marcas por naturaleza, es momento de pescar lo que haya y olvidarse de la expectativa.”

Ignacio Escolar se hace eco en su blog de la propuesta de 100 economistas españoles de contrato único para el mercado laboral español, en el que los trabajadores van ganando derechos con el tiempo, que difumina las diferencias entre temporales e indefinidos. En el debate generado, destacan opiniones como “La única solución pasa por el modelo Danés, la verdadera flexiguridad, que se basa en un INEM potentísimo y eficaz y en una cobertura de paro de gran envergadura y limitada, para que nada más salgas de un trabajo, entres en otro igual o mejor, y mientras tengas pasta para vivir bien y/o montar un negocio “

También hay quien pide “que eliminen el uso (y abuso, en la mayoría de los casos) de las horas extras que quitan empleo. Es decir, redistribución del trabajo, que crea empleo, en lugar de recortes socio-laborales, que hacen precario el empleo y la vida de los trabajadores.” “Propongo que simultáneamente a la introducción de esta nueva modalidad de contrato, para estar acorde con Europa como dicen los empresarios, se incremente el Salario Minimo Interprofesional a 1.250 euros, para también estar acorde con Europa.”

Manuel Calleja en su blog Geógrafo Subjetivo propone una sencilla idea para aumentar la productividad: “cuando vivía reunido para los más diversos temas,había una cosa que me desesperaba: las continuas interrupciones por las llamadas a los numerosos teléfonos móviles presentes en la sala, cuyo número normalmente superaba al de asistentes. En la cuenta de Flickr de la Casa Blanca he encontrado esta imagen que considero un ejemplo para que las reuniones no se interrumpan y duran lo que razonablemente deban durar. Sólo es necesario comprar unos ??post-it? y un ámbito seguro de amigos de lo ajeno. Una nueva idea de Obama para el cambio.”

Print Friendly, PDF & Email