El violento ataque de las fuerzas policiales marroquies contra el campamento de El Aaiun ha provocado una reacción en contra practicamente unánime en los blogs. Se critica la brutalidad de la operación pero también la “prudente” postura del Gobierno ante los hechos. La necesidad de mantener unas buenas relaciones con Marruecos no pueden ser compatibles con poner “paños calientes” ante una actuación desproporciondada.

Imagen de previsualización de YouTube

Juan Carlos Escudier en Tierra de nadie entiende “la obsesión del Gobierno en llevarse bien con Marruecos. Juega un papel clave en el control del integrismo, de la inmigración y del tráfico de drogas…” Sin embargo defiende que “la brutalidad marroquí en El Aaiún es incompatible con los paños calientes de la ministra de Exteriores. Los intereses nacionales no pueden estar reñidos con la decencia”

Ramón Lobo explica que Marruecos abusa del palo: “Todos los Gobiernos españoles desde la instauración de la democracia se han sentido incómodos con el Sáhara Occidental. De los gritos de Sáhara libre de la Transición se ha pasado a las últimas declaraciones de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, que ha pedido contención a las partes, como si hubiera partes.”

Pilar Portero en Tu2sis considera que los políticos en general se “lavan las manos y los pies” con el Sahara : “¿Si estuvierais en el Gobierno que actitud mantendríais sobre el Sáhara? ¿es sólo ‘lamentable’ la carga del ejercito marroquí contra los saharauis en el Aaiún? Dos preguntas sencillas que dan miedo a sus señorías tal y como hemos constatado en el Congreso.”

Hugo Martínez Abarca critica en su blog que “Europa tiene mucho que ganar permitiendo el saqueo marroquí del Sáhara Occidental. Los fosfatos, la pesca, el potencial petrolífero e incluso la arena importada bien vale la cesión ante una ocupación vergonzosa, ante el mayor muro separador del mundo, ante la operación de colonización creciente, ante la censura?”

Isaac Rosa en su blog Trabajar cansa ironizaba: “Vista la prudencia extrema y la diplomacia exquisita con que el gobierno español ha respondido a la brutalidad policial en El Aaiún, sólo se me ocurre una forma de que los saharauis consigan que España se implique en el conflicto y condene los abusos marroquíes: que se saquen pasaporte español-“

Nacho de la Fuente se centra en el envio de Moratinos a Argel para rebajar la tensión en el Sahara: “con esta visita, que para colmo no fue anunciada por Presidencia del Gobierno, ZP desautoriza implícitamente a la ministra e invita a que se ponga en duda su validez al frente de tan importante ministerio”.

Keka Sánchez pide en su blog más acción al gobierno: “No se trata de que caiga en la  sedición ni insurrección sino de que haga uso de las herramientas que tiene el Gobierno a su disposición y de que verdaderamente muestren esa “sensibilidad” de la que tanto se le llena la boca, el Sáhara Occidental nos necesita.”

Miguel Angel Vazquez celebra en su blog la declaración institucional del parlamento andaluz: “se solidariza con el pueblo saharaui y pide una investigación independiente que esclarezca la actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes en el asalto al campamento. ?se es el camino correcto para resolver un conflicto enredado en las redes de la burocracia internacional.”

Felix Soria en Im-pulso asegura que “las escasas noticias y referencias creíbles que llegan del Sahara Occidental son alarmantes y, además, ridiculizan los llamamientos a la tranquilidad que se han lanzado desde Madrid, capital del Estado que entregó la ex provincia española al sultanato alauí.”

Marcos Alonso en Tinta entre papeles sostiente que “parece extraño como España, al igual que Francia o los EEUU, le dan tantas concesiones al Gobierno marroquí, tratos preferenciales y sobre todo como estos países, grandes luchadores por la libertad y la democracia y en contra del terror, se pone una venda en los ojos o miran a otro lado.”

Manolo Saco en Fuego amigo se muestre muy crítico: “¿Los ciudadanos españoles tenemos que mirar para otro lado cuando la nueva ministra de Exteriores sólo (perdón, solo) muestra ??preocupación? por lo ocurrido en el campamento saharaui? ¿Son tan necesarios para nosotros los acuerdos espirituales, comerciales y de pesca con ambos sátrapas como para tener que soportar con una sonrisa su desprecio a esa cojudez de los derechos humanos?”

Print Friendly, PDF & Email