La publicación por parte de Wikileaks de 400.000 documentos secretos sobre la guerra de Irak que demuestran la muerte de miles de civiles, abusos, mentiras y torturas ha provocado un gran revuelo también en Internet. La corriente mayoritaria en la blogosfera considera muy graves las denuncias contra el Gobierno de EEUU, que sale muy malparado, y que podría ver resentidas sus relaciones con países aliados.

Imagen de previsualización de YouTube

Lluis Bassets en De alfiler a elefante cree que: “la publicación siembra también la cizaña entre Estados Unidos y sus aliados, que no pueden tomar estos numerosos datos meramente a beneficio de inventario, tal como se ha podido comprobar ya en Reino Unido y Dinamarca. Son numerosos los gobiernos y las instituciones internacionales que quieren pedir explicaciones a Washington”.

Hugo Martinez Abarca en Quien mucho abarca reflexiona “si alguien hubiera escrito un relato sobre el grado de implicación en crímenes de nuestros aliados (de nuestros propios gobiernos) se le habría acusado de conspiranoico antiamericano que ladra su rencor por las esquinas. Wikileaks ha cometido el terrible pecado de publicar el autorretrato del ejército estadounidense.”

Iñigo Saenz de Ugarte en Guerra eterna apunta que “los documentos demuestran la complicidad norteamericana al encubrir crímenes responsabilidad de las fuerzas de seguridad iraquíes. También desvela que el Pentágono ha mentido reiteradamente al afirmar que nunca ha llevado un recuento de víctimas en la guerra de Irak.”

Javier Madrazo en su blog considera que “un Gobierno democrático, en lugar de arremeter contra esta información, debería ser el primer interesado en esclarecer actuaciones de esta naturaleza e investigarlas hasta sus últimas consecuencias. […] Se puede dar la paradoja de que los investigadores de Wikileaks sean procesados por espionaje, mientras los inductores y los responsables de abusos, torturas, violaciones y asesinatos de civiles  escapan a la acción de la justicia.

Felix Soria en Im-pulso habla del baño de sangre que es hoy Irak y de las implicaciones para EEUU: “Las últimas revelaciones de WikiLeaks no dejan lugar a dudas: Las autoridades estadounidenses han convertido la mentira y la desinformación en uno de los pilares de su política exterior”

Ignacio Escolar cree que lo peor de los crímenes de guerra en Irak, desvelados por Wikileaks, “está en los detalles, en ese relato íntimo del día a día en Irak donde cada muerte quedaba reflejada en un aséptico parte burocrático, escrito con la misma implicación emocional del que redacta el manual de instrucciones de una lavadora.”

Antonio Rodriguez en Amanece que no es poco critica la reacción de EEUU: “Como siempre el culpable es el mensajero. Es espelúznante que la muerte de manera irregular, por decirlo de manera fina, de 15.000 civiles se haya mantenido oculta y sus responsables amparados en una ilegal impunidad.”

Magin Revillo en su blog asegura que “no queda títere con cabeza y los buenos acaban siendo peores que los malos. Es la ley del ventilador la que mejor funciona. La guerra sigue siendo tan maloliente como siempre. Asesinatos, violaciones y torturas son las monedas de cambio. Todos meten mano, hasta aquellos ayatholas iranies del eje del mal convertidos casi en hermanitas de la caridad comparados con la mano que mece la cuna.”

Iroel Sanchez en el blog La pupila insome considera que “la retórica de Estados Unidos sobre los derechos humanos está en graves dificultades a partir de este  22 de octubre. Los documentos filtrados por el sitio web Wikileaksevidencian un desprecio total de las instituciones  norteamericanas por la vida y la integridad de los seres humanos.

Manuel Calleja se fija en que “Wikileaks recibirá millones de visitas en estos días pero la inmensa mayoría de los ciudadanos se quedará con la información publicada en los medios de comunicación convencionales, aunque sea en sus portales 2.0, de forma que no se altera en lo fundamental el orden clásico: unas fuentes que le dan datos a unos medios que elaboran una información.”

Print Friendly, PDF & Email