La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quiere que los profesores sean, como Jueces y Policía, considerados “autoridad pública“. De esta forma, se pretende reducir el número de agresiones contra docentes y reforzar su autoridad. La polémica propuesta ha generado comentarios en la red…

El blogger y diputado Manuel Pérez Castell opina que “ante la propuesta de militarización del cuerpo docente,  siendo la educación el mejor camino para la libertad – educar es liberar las virtudes personales del educando-, no es la solución reducir la vida adolescente y juvenil en las aulas a un problema penal. Servido el problema, que es real, la solución propuesta es en definitiva policial, defienden en el PP y sus aledaños. Los maestros, no obstante, enseñan que autoridad no debe confundirse con pedigrí. El magisterio tiene la palabra”. Además, Reyes Monforte ha dicho en su Facebook que “la propuesta de darle carácter de autoridad pública al profesor no es original y obvia el resto de problema de la educación”.

Por su parte, Miguel Llois, opina que “hay menos educación en la juventud, y todos tenemos la culpa” y respecto a considerar a maestros autoridad pública dice que “la respuesta no es dársela a los maestros, sino que se tiene que partir de la educación. (…) Se puede conceder el rango de autoridad pública a los maestros madrileños, también se les debería exigir excelencia en su trabajo, objetividad, calidad y una formación continua más específica y más controlada. Y tal y como se apoya a los profesores en Madrid, también debería haber un acercamiento a los alumnos, preguntarse cuáles son sus intereses, exprimir las cabezas pensantes en educación para tratar de llegar a esos jóvenes”.

Asimismo, en el blog Ventanas del Falcón se preguntan si “se puede otorgar autoridad a los profesores por decreto, como afirma Esperanza Aguirre”. “El profesorado necesita el respaldo decidido e incondicional de las administraciones no sólo para evitar que sufran agresiones verbales o físicas en el ejercicio de su labor sino para que, estructuralmente, avance la educación a los niveles que se merece”, mientras afirma que “Madrid es la comunidad donde menos se invierte en educación”.

Por último, en Repaso General de la comunidad de blogs de EL PAÍS, su autor afirma que “alguien tenía que dar el paso y en esta ocasión ha sido Esperanza Aguirre quien al menos en la Comunidad Autónoma de Madrid, se propondrá una ley para que el profesorado recupera la autoridad que jamás habría tenido que perderse (…) ¿Dónde se ha visto que los estudiantes maltraten al profesor no ya sólo dialecticamente? Algunos les llamaran represión como es de preveer, los mismos que son incapaces de controlar sus propios hijos en su hogar”.

Print Friendly, PDF & Email