La empresa española se ha adjudicado dos contratos en Chile. Uno para la construcción de un tramo de la línea 3 del metro de Santiago, valorado en 75 millones de euros. Y otro para construir un edificio docente y centros de administración de la Universidad de Santiago de Chile, valorados en 13 millones de euros.

En el primer contrato, Isolux Corsan tendrá que excavar 3,7 km de túnel por NATM bajo el corazón de la capital chilena y atravesar el río Mapocho hasta adentrarse en la Plaza de Armas, a escasos metros de la Catedral y del Palacio de la Moneda. Las obras de este proyecto, comprenderán la construcción del túnel, tres estaciones, cinco piques circulares y dos rectangulares en un periodo de 28 meses.

El cliente, Metro SA, ha valorado positivamente la experiencia de Isolux Corsán en la ejecución de túneles mediante el método austriaco NATM, especialmente por la construcción de la línea 5 del metro de Barcelona.

(Foto: Flickr/Cabreraletelier)