Aunque en España es famoso el cliché “Que inventen ellos” de Unanumo para describir un cierto desdén hacia la investigación y los descubrimientos, lo cierto es que a lo largo de la historia sí que ha habido inventos españoles que han trascendido. La revista Esquire destaca los diez que han hecho historia. Y uno de ellos es poco conocido pero ha tenido un impacto tremendo: la jeringuilla hipodérmica desechable.

Su inventor es nada menos que Manuel Jalón, nacido en Logroño en 1925, y que es también el padre de otro artilugio que ha pasado a la historia: la fregona. Pero cuando vendió esta patente a la multinacional holandesa Curver BV, en los años 60, centró sus esfuerzos en crear la jeringuilla hipodérmica más perfeccionada que fuera posible. Convenció al consejo de administración de Rodex S.A. para invertir una cantidad considerable en la investigación para fabricar jeringuillas.

Y desarrollaron la jeringuilla hipodérmica desechable más resistente y fina que cualquier otro intento anterior. Apostaron por el plástico en vez del cristal y por un diseño con aristas redondeadas que ofrecía completa seguridad y facilidad de manejo. Además era hermético y de fácil destrucción. Y arrasó en el mercado. Desde 1975, la fábrica de jeringuillas y agujas desechables Fabersanitas en Fraga ha fabricado y distribuido por todo el mundo miles de millones de jeringuillas y agujas.

Provocó además una revolución médica. Disminuyeron radicalmente el numero de infecciones hospitalarias y se popularizó la vacunación de bajo coste en todo el planeta y en especial en el tercer mundo. Jalón murió el 16 de diciembre de 2011 y según el Diario de avisos “puede considerarse el español que más vidas ha salvado y que mejor calidad de vida a proporcionado.”

Imagen de previsualización de YouTube

Entre los diez inventos españoles más destacados además de la jeringuilla desechable y la fregona también figuran el submarino, el traje de astronauta, el Chupa Chups, el el cigarrillo, el autogiro, el Talgo, el arcabuz y el futbolín.