El ex director de Greenpeace España considera en radiocable.com que la decisión del Gobierno danés de utilizar un agravante relacionado con la Reina contra ellos es un acto político. Demuestra que quieren aplicarles la máxima represión y “meternos en la carcel”. Juantxo López de Uralde, actual lider de Equo, se muestra dispuesto a “asumir la pena que tenga que asumir porque estoy orgulloso de lo que hicimos” y destaca agradecido la respuesta de las redes sociales en contra de este acto del gobierno danés,

Juantxo Lopez de Uralde

Juantxo Lopez de Uralde explica que el Ministerio de Justicia danés ha decidido utilizar un agravante llamado el Parrafo de la Reina contra las activistas de Greenpeace que protagonizaron la acción de protesta en la cena de Jefes de Estado de la Cumbre de Copenhague. Este artículo, que no se aplicaba desde 1934, supone pedir las penas máximas por considerar que molestaron a la Reina de Dinamarca. Ahora será la Fiscalía la que concrete los cargos contra los 4 ecologistas imputados.

“Es un acto político que va en la línea de lo que ya ha demostrado el gobierno danés: que quiere aplicar un castigo politico contra las personas que hicimos esta acción”, asegura el ecologista, “curiosamente un gobierno que tiene una altísima responsabilidad en el fracaso de la Cumbre de Conpenhague. En vez de asumir su responsabilidad y pedir disculpas por ello, lo que están buscando son los últimos cabezas de turco a los que responsabilizarles de todo”.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Pese a ello, el lider de Equo asegura estar “tranquilo. Hicimos lo que teníamos que hacer. Fue una acción indiscutible, pacífica, espectacular y era la respuesta requerida en el momento adecuado. Yo desde luego asumiré la pena que tenga que asumir porque estoy orgulloso de lo que hicimos”. Pero denuncia la “desproporción” del gobierno danés que “no tengo ninguna duda, que quiere llevarnos a la carcel”.

Desde Internet y las redes sociales se han lanzado en cuanto se supo la noticia varias campañas de apoyo a los activistas y de protesta contra el gobierno danés. Greenpeace organizó un envío de emails a la embajada que en pocas horas reunió 6.000 envíos. Se han abierto páginas en Facebook y hay mucha actividad también en Twitter. Lopez de Uralde destaca agradecido que “una vez más las redes sociales están respondiendo de manera mucho más interesante e importante que las organizaciones políticas, que no se ha pronunciado ninguna”.

Print Friendly, PDF & Email