FOTO

Oyentes de La Cafetera de radiocable.com, llegados desde toda España, se reunieron en las inmediaciones del Palacio de Cristal del Retiro para “desvirtualizarse”. Freedonia y Leo Bassi amenizaron el encuentro. (foto panorámica en 360º y Album de fotos con las imágenes tomadas por los asistentes)

La convocatoria, en el Palacio de Cristal -el mismo escenario que en 1936 acogió la elección de Azaña como Presidente de la II República- reunió a oyentes de todo el país: Ocho horas sobre una moto para acudir desde Barcelona; una mujer que viajó expresamente desde Argentina para participar, otra desde Canarias que viajó por la mañana y regresó por la tarde; Oyentes de la resistencia que viajaron desde Barcelona, Aragón, Valencia, Andalucía, Ceuta, Canarias, Galicia, Castilla La Mancha… Cientos de personas que se congregaron en Madrid para ponerse cara y compartir la mañana con otros miembros de la resistencia de La Cafetera.

Actualización: Programa especial recordando el encuentro (A partir del min 57:00)

Escucha”Analizamos las elecciones francesas y la GRAN FIESTA de La Cafetera en el Retiro .- #LaCafeteraDulceResaca” en Spreaker.

La convocatoria fue Trending Topic en Twitter durante horas, y la red social quedó inundada por los vídeos y las fotos de los oyentes. Diversos asistentes retransmitieron por Periscope el encuentro y ampliaron a la retaguardia la experiencia. Además el actor Patxi Freytez acudió en calidad de reportero podcast, para el blog de Gorka Zumeta:

¿Esto que es? ¿Un partido político? -preguntó un ciudadano curioso que paseaba por el Retiro. Más bien parecía una atea congregación religiosa. Especialmente con la aparición del cómico Leo Bassi, ataviado con la vestimenta de Papa, y que bendijo el encuentro mediante el rito de la misa Paticana.

También parecía por momentos un vigoroso concierto de Soul, gracias a la actuación de la banda Freedonia que presentó allí dos canciones de su nuevo disco y regaló un tercer tema a los asistentes , después de montar un improvisado sistema de sonido alimentado por una batería de coche.

Pero no era un partido político, tampoco una religión, ni tampoco un concierto de rock.Fue un encuentro “humanístico” y “sorpresivo”, según lo calificó Bassi, de los oyentes del programa que se fundieron en un profundo abrazo, unos con otros, sin más vínculo previo que el del programa. A ellos, desde el programa, se dirigieron con unas palabras durante la celebración (vídeo: Fernando Berlín, ¿quienes somos los oyentes de La Cafetera?)