Desde dentro, con cámara super cámara lenta y en alta definición… un documental de la BBC ha filmado una ola gigante de cuatro metros como nunca hasta ahora se había hecho. Aseguran que la filmación es de tanta calidad, que se pueden apreciar los vórtices o remolinos que crean este tipo de grandes olas. Y para completar la grabación, Dylan Longbottom la surfeó para mostrar su fuerza y tamaño.

La ola en cuestión se filmó en la costa de Pohnpei en las Islas Carolina de Micronesia, un lugar conocido de los surfistas. El movimiento del oceano que creó esta ola viajó más de 5.000km hasta romper en esta linea costera. El cámara australiano Bali Strickland, tuvo que mantenerse a flote mientras le pasaba el “monstruo” por encima. (Fuente: Microsiervos)

Print Friendly, PDF & Email