Imagen de previsualización de YouTube

Nunca le gustó el surf como competición, sino que lo consideraba un arte y un reto a la naturaleza. Por eso Laird Hamilton se especializó en enfrentarse a las mayores olas del oceano. Ha “cabalgado” la más grande, la más gruesa, la más peligrosa… Y montado en su tabla ha desafiado a muros de agua de 20 metros capaces de hundir barcos… logrando sobrevivir. Por eso, y aunque muchos lo consideran un loco temerario, es una estrella del surf extremo.

Alcanzó la fama mundial cuando el 17 de agosto de 2000 se atrevió con la considerada ola más gruesa y peligrosa del mundo, la de Teahuppo en Tahiti. Se suele decir que una caída ahí es la muerte casi segura, ya que se trata de una ola poco profunda que rompe enorme violencia en una zona de arrecifes. Pero él logró conquistarla e inauguró el sitio como lugar de pregrinaje del surf.

Imagen de previsualización de YouTube

Hamilton fue uno de los pioneros en la técnica del Tow-in surfing, que consiste en ser remolcado con una moto de agua para poder coger ola gigantes a las que nunca se tendría acceso simplemente nadando. Gracias a esto logró otra hazaña, casi tan famosa como su descenso de Teahuppo, y recogida en este video: surfear la considerada ola más grande de la historia.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. me podriais decir la canion del primer video si son tan amables que no se de que grupo es.. un salduo..