Alejandro Gutiérrez, corresponsal de la mexicana revista Proceso,  publicó la semana pasada un reportaje donde informaba sobre la supuesta paternidad de Marcial Masiel, fundador de los Legionarios de Cristo, de hasta “cuatro” personas. Desde el 15 de julio El Vaticano investiga a la Congregación. “Se sabe poco sobre la investigación. El Vaticano dijo que iniciaba una visita apostólica”, cuyo responsable en España es el Obispo Ricardo Blázquez, pero no dijo qué renglones “van a seguir”, dice el corresponsal del semanario mexicano.

 

 

En febrero, el New York Times, y tras presiones de El Vaticano, “confirmó la paternidad de Maciel sobre una chica mexicana” que ahora “vive en Madrid” y de la que se especula que recibe sueldos de la Congregación de entre “2500 y 10000 euros”. Tal y como explica Alejandro Gutiérrez, Maciel fue un gran protegido de Juan Pablo II,  “conocía a la hija” del fundador de esta Congregación y lo llegó a calificar de “ejemplo para la juventud”.

“Resulta”, comenta Gutiérrez, que “el fundador de una Congregación tan poderosa, que ha sido guía para personas también muy poderosas como Carlos Slim, Ana y Macarena Botella o los empresarios españoles de la familia Oriol,  “se está saltando sus propios códigos, ha procreado y ha cometido abusos sexuales. Es un tema bastante fuerte”, sentencia. “Hay dos elementos; los abusos sexuales contra menores”, que no son un caso aislado; y el asunto de la doble moral, donde violando sus propios códigos, procrean hijos”, dice Gutiérrez.

Foto de portada vista  aquí

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email