El fotógrafo Eduardo León ha documentado en Madrid durante cinco meses los “controles de identidad selectivos y racistas” que lleva a cabo la Policía Nacional contra los inmigrantes en España. En esta entrevista de radiocable.com explica que aunque “no lo queremos ver”, existen y suponen para este colectivo unas aunténticas fronteras invisibles.

Un control a inmigrantes

Eduardo Leon sostiene que a pesar de que “el Ministerio del Interior lo está negando repetidamente, los  controles de identidad selectivos y racistas existen. Lo vemos todos los días… quien lo quiere ver”. Junto a otros fotógrafos ha retratado esta realidad y han publicado las imágenes en la exposición Fronteras Invisibles, que incluye también un video en el que varios inmigrantes explican como han sido y les han afectado estas “redadas”.

Asegura que suceden en paradas de metro, en plazas, locutorios…”Todos vemos a alguien en la calle y a la policía que le está pidiendo papeles y es mucho más facil pensar que es un criminal y que algo habrá hecho que el simple hecho de no tener papeles”. El fotógrafo califica estos controles de “discriminatorios e ilegales porque se basan en un aspecto racial”. Y asegura que ultimamente son también “clasistas” porque se dirigen sobre todo a gente trabajadora.

Para explicar como afecta esto a los inmigrantes, León detalla el caso de una mujer boliviana que dejó a sus hijos en su piso para bajar a comprar el pan y la policía la detuvo dejando a los niños solos en casa. Defiende que todo esto demuestra que “existen fronteras para las personas que no pueden ir a por el pan, no pueden ir al cine o a trabajar. Fronteras que nosotros no vemos o no queremos ver porque no son para nosotros. Esas fronteras duran momentos. Momentos en los que la policía está en una parada de metro [..] y son fronteras porque les hacen tener que esquivar esas zonas o metros.”

El fotografo también comenta la importancia de que los inmigrantes estén legalmente bien asesorados porque muchas veces “una expulsión depende simplemente de tener un buen abogado o no” y también de los problemas que ha tenido él mismo con la policía por fotografiar esos controles y ser “una mirada incómoda”.

Una redada en una plaza
(Fotos: Fronteras Invisibles)

Print Friendly, PDF & Email