El nombramiento de José Manuel Soria para el Banco Mundial ha provocado un efecto boomerang contra el líder el PP que le ha obligado a rectificar, debilitándole a nivel político y de imagen. Este es el análisis que hace el diario de izquierdas galo del reciente Caso Soria. El artículo es de su corresponsal François Musseau y sostiene que Rajoy no supo ver que España es ahora un país que ya no soporta los escándalos de corrupción. Y apunta también que la “complacencia” con estos casos que ahora persigue al presidente español evidencia la “arrogancia e impunidad de los gobernantes” en España durante años.

Liberation apunta, con cierta ironía, que Rajoy debió pensar que al estar en funciones no tenía que rendir cuentas ni al Parlamento, ni a nadie y eligió como represetante español para el Banco Mundial, con sueldo de 226.000 euros anuales, a José Manuel Soria, un ex ministro ligado a asuntos turbios y paraísos fiscales que tuvo que dimitir en abril. Pero enfatiza que España es ahora un país que ya no soporta los escándalos de corrupción y ha provocado un escándalo y un efecto boomberang que le ha saltado a la cara al propio líder del PP, obligándole a pedir a Soria su renuncia al puesto.

El artículo señala que el caso Soria ha hecho caer aun más la ya baja popularidad de Rajoy, pero sobre todo ha evidenciado -y recoge las palabras Francesc Carreras- “la alegria inconsciente de los gobernantes, los arreglos entre amigos y la arrogancia e impunidad del actual ejecutivo”. Pero además advierte de que la polémica por este asunto ha tenido consecuencias políticas y ha hecho vacilar la tradicional unidad monolítica en el PP. Menciona las críticas al nombramiento de Feijoo y Cifuentes, que considera que dejan a Rajoy más frágil y contestado como líder.

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos de Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía en la redacción, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Una de sus señas de identidad es la importante presencia de la imagen fotográfica en su portada y en sus páginas. Su tirada ronda los 130.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email