Bajo el titular: “El País rompe su página de izquierda”, Liberation apunta que el que antaño fue el diario de referencia progresista en España se ha traicionado a sí mismo, a ojos de muchos, al oponerse frontalmente a Podemos y dando voz a los liberales. El artículo es de su corresponsal François Musseau y recoge valoraciones de Ignacio Escolar, Vicenç Navarro, Jesús Maraña o Javier Pérez de Albeniz. Y señala sobre todo algunos de los episodios e incidentes que han definido la “deriva” del diario, mencionando la cobertura del boicot a la charla en la Universidad de González y Cebrián, la polémica con Pedro Sánchez, el apoyo al TTIP o los problemas financieros de Prisa como algunas de las cosas que han “mermado para siempre su imagen” y provocado que El País deje de ser el “buque insignia progresista”.

Liberation empieza mencionando el incidente en la Universidad el pasado 19 de octubre en el que varios estudiantes boicotearon una conferencia de Felipe González y Juan Luis Cebrián y la “llamativa importancia” que el País, el diario de referencia en España, le dio con columnistas evocando el asesinato de Tomás y valiente o el 223F. Apunta que para muchos, como Ignacio Escolar al que cita, esas comparaciones “desmedidas y desproporcionadas” evidencian “la deriva” del diario. Y en concreto apunta que esa “deriva” supone haber dejado de ser, tras encarnar el “estandarte de la progresía” en España desde 1978, la referencia para buena parte de la izquierda española.

El artículo asegura que El País no era solo el más vendido, sino también el más prestigioso incluso entre los lectores conservadores. Pero apunta que ahora, especialmente tras el incidente de la Universidad que considera un símbolo, abundan los comentarios que acusan al rotativo de haberse “convertido al liberalismo” y de unirse a la “Europa del gran capital”. Recoge que el diario sostiene que “siguen fieles a los principios de 1976″, pero señala que “tras años de ambigüedad, las máscaras empiezan a caer”. En este sentido apunta que la “ardiente polémica” con Pedro Sánchez. el apoyo “entusiasta” al TTIP o al CETA “sin dar siquiera una línea a los detractores y los riesgos que suponen”, el despido de Miguel Ángel Aguilar tras denunciar “un tipo de censura” o los problemas financieros del Grupo Prisa y la mala reputación de Juan Luis Cebrián han “mermado para siempre” la imagen de El País y provocado que “deje de ser el buque insignia progresista”.

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos de Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía en la redacción, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Una de sus señas de identidad es la importante presencia de la imagen fotográfica en su portada y en sus páginas. Su tirada ronda los 100.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email