John McCain se ha visto envuelto en las últimas horas en un pequeño escándalo tras una información del New York Times que le relacionó con una empleada de un lobby llamada Vicky Iseman. El artículo no especifica si la relación fue sentimental o solo laboral, pero si apunta a que el senador por Arizona pudo haber incurrido en un trato de favor hacia las compañías de comunicación representadas por esta mujer.

Grafico de la web Follow Oil Money

La revelación que afecta a la campaña de McCain podría quedar relegada a la aventura amorosa, pero en realidad pone de manifiesto las relaciones e intereses que los candidatos mantienen con lobbys y grandes empresas. En este sentido uno de los grupos de presión más controvertidos es el del petroleo. En la red se puede consultar el gráfico Follow the Oil money que muestra el dinero que este lobby ha ido dando a cada candidato de estas elecciones 2008… y de las pasadas.

Aunque aún no están definidos quienes serán los dos grandes candidatos para este noviembre, las petroleras ya han mostrado sus preferencias. Los dos politicos que más dinero habían recibido hasta ahora eran dos retirados Rudy Giuliani y Mitt Romney… pero en tercera posición se encuentra Hillary Clinton con 235.000 dólares, seguida muy de cerca por John McCain, con 206.000 dólares.

Barack Obama también ha recibido donaciones del sector petrolero aunque en mucha menor medida: 110.000 dólares. Y como viene siendo habitual, Exxon vuelve a ser la compañía que más dinero “gasta” en este concepto con 63.000 dólares…aunque no parecen tener claro el candidato por el que apostar, ya que han donado dinero a las campañas de Obama, Romney, Hillary, McCain…

Pero la web también tiene datos de las donaciones de petroleras en pasadas elecciones. Las del 2000 y las del 2004. No es ninguna novedad que este lobby siempre ha respaldado con fuerza a George Bush, pero sorprende ver, en cifras, la magnitud de ese apoyo.

En la campaña de 2004, en la que se enfrentó a Kerry, el actual presidente recibió casi 2.650.000 dólares frente a los 184.000 de su rival democrata. Parecidas cifras se vieron en 2000, cuando Bush se enfrentó a Al Gore. Entonces el lobby del petroleo donó casi 2 millones de dólares para la campaña, mientras que el entonces vicepresidente recibió 142.000.

Un dato curioso es el relativo al nombre de las empresas que más colaboraron a financiar al actual inquilino de la Casa Blanca. En 2004, fueron Oil & Gas, Bass Brothers Enterprise y Exxon… pero en 2000, quien más dinero donó fue nada menos que Enron con casi 95.000 dólares. Poco tiempo después el gigante energético quebró en medio de un gran escándalo.