Es el último movimiento revolucionario en la red . Su nombre es Fabbing, los “medios de producción unipersonales”. ¿Quieres una silla? constrúyela, ¿una mesa? ¿un vaso? ¿una botella? ¿un reloj? constrúyelos. Pero no lo hagas con las manos sino con una máquina especial, doméstica, que te los fabrica automáticamente en 3dimensiones, y que se llama FAB@

El concepto es simple: se trata de algo parecido a una impresora que, en lugar de imprimir, es capaz de construir con plástico -y otros materiales- figuras en tres dimensiones a partir de un diseño realizado por ordenador.

Imagen de previsualización de YouTube

La máquina ya es una realidad en versión doméstica -fab@home- (arriba) y profesional pero el futuro es tan prometedor que los visionarios creen que, con la evolución, estos aparatos se transformarán en auténticos medios de producción unipersonales. Hay todo un movimiento social que intercambia información en Internet y construye estas pequeñas máquinas, desarrollándolas, reprogramándolas y mejorándolas.

El invento no ha nacido en una fábrica sino que es un movimiento social de cientos de personas -como lo fue el nacimiento del linux-. Estos grupos investigan y desarrollan productos de “fabbing” conjuntamente a través de Internet: “Es un laboratorio de diseño colectivo, donde los planos son comunes”, dice David de Ugarte.

Algunas de las personas que participan en el proyecto creen que en 3 o 4 años se podría haber desarrollado una máquina “autoreplicante” es decir, capaz de fabricar otras “impresoras tridimensionales” iguales a sí misma, …multiplicándose el fenómeno exponencialmente. En opinión de David de Ugarte, es poco probable “que cada uno tenga una en casa, pero es posible que haya tiendas como las de revelado de fotos a las que puedas asistir con tus planos y ellos construyan tu invento. De hecho la versión industrial de la máquina es realmente espectacular:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Tampoco es necesario que la gente sepa diseñar en 3D, pues los diseños de objetos podrán descargarse de Internet, realizados por terceros. “El impacto sobre las patentes será inmediato”. En todo caso, y a la vista de lo que hace la gente en Second Life -muchos de los jugadores se han hecho expertos en diseños 3d- no debería ser extraño que nazca una enorme masa de nuevos diseñadores.

Imagen de previsualización de YouTube
Evan Malone, padre del proyecto fab@home

Las repercusiones socioeconómicas del invento y su movimiento son impredecibles. Según los visionarios, en el futuro, esta máquina permitirá la construcción no sólo de diseños sencillos sino también de otros mucho más complejos:

“Empezaremos con pequeños experimentos tontos, después surgirán, apoyados en la actuales redes de bricoleurs (me refiero a la web 2.1 y tal vez a un resurgimiento de los hacklabs) comunidades que intercambien planos, hagan mejoras a sus diseños, empiecen a crear proyectos conjuntos y sobretodo liberar sus diseños […] Si conseguimos arrancar la producción de las manos centralizadoras de las corporaciones y distribuirla por toda la población, dejará de tener sentido el consumismo “, sostiene Juanma, de Janzo.net

Imagen de previsualización de YouTube
En la serie CSI también han enseñado una de estas máquinas

15 Replica a este post
  1. Una forma de despegar esto quizas podria ser el hacer las primeras maquinas con un sistema comercial de prototipos roboticos (quiero decir, Lego Mindstorms o FischerTechnik Computing) y que estas maquinas sean capaces de reproducir las piezas del sistema escogido. Asi al menos ya empezariamos con una libreria de 20 o 50 años de tecnicas y truquitos de montaje mecanico.