La decisión del magnate mexicano de comprar el 6.4% de The New York Times Co. ha provocado revuelo en Internet. La temperatura en blogs y foros ha subido y se especula con los motivos de Carlos Slim para dar este paso. ?l ha desmentido que se trate de un movimiento estratégico para entrar en los medios estadounidenses asegurando que la adquisición de los 9,1 millones de acciones obedece únicamente a razones financieras. Y algunos bloggers recuerdan que esa es precisamente una de sus habilidades, encontrar oportunidades a buen precio y revenderlas luego.

Carlos Slim
(Foto: Wikipedia)

El periodista del New York Times fue el primero en apuntar en su blog que los motivos de Slim no están claros: “si se trata de una operación financiera, un inversor tan sabio como el Señor Slim, seguro que está al tanto de los tiempo duros que afronta la industria de los periódicos en papel, incluyendo al NYT. La publicidad impresa y la distribución siguen bajando, mientras los anuncios on line aun no compensan las pérdidas”.

Samuel Garcia, de El Observador, considera que Slim “probablemente comparta la tesis del multimillonario Warren Buffet de que los periódicos continuarán siendo negocio como generadores de contenidos altamente especializados e influyentes, siempre y cuando dejen de resentir las presiones de los inversionistas como empresas públicas”. Pero sobre todo la operación en el NYT le permitirá acercarse a uno de los gigantes de los contenidos en el mundo y, desde esa posición privilegiada como accionista, aprender para ir evaluando las decisiones que deberá tomar en el futuro para consolidar la construcción de su propio gran proyecto de telecomunicaciones.

En el blog de Alt1040 que se hace eco de la noticia, diversos comentarios se decantan también por los motivos económicos. Un lector llamado “Ziggy” aventura: “Slim es un muy buen financiero, siempre ve empresas y oportunidades sub-valuadas y pues solo se encarga que el mercado las reconozca para poderlas vender y hacer dinero”

Helen Coster, en la revista Forbes aventura que esta primera inversión de Slim en publicaciones podría indicar del deseo de entrar en el negocio de los contenidos. Esto le permitiría controlar y ofrecer nuevos servicios para su imperio de telefonía móvil, algo que ya motivó un acuerdo con Yahoo.

El blogger Carlos, de Paquesepas, considera también que el movimiento es puramente financiero. La crisis de ingresos y publicidad que atraviesan los medios impresos han hecho que “las acciones del NY Times hayan caído hasta un 33% en los últimos 12 meses lo que quiere decir que la acción está barata y Slim aprovechó. Probablemente en un par de años venda las acciones así como lo hizo con las de Circuit City y en la operación se gane unos cuantos cientos de millones de dólares.”

Moises Valadez del blog Radio Quintana Roo recuerda que sean cuales sean las intenciones finales de Slim, las 9,1 millones de acciones que ha adquirido son de la clase ??A?, que no otorgan la capacidad de “gran injerencia en la toma de decisiones ni en materia administrativa ni en la línea editorial”.

ACTUALIZACI?N

Juan Antonio Giner, de  Innovation in Newspapers” considera que la explicación a la compra de Slim es que las acciones del NYT están increíblemente bajas y “él sabe que los periódicos van a estar mejor. Mucho mejor. Asi que va a hacer dinero”.

Alberto de las Fuentes, en tiemposrevueltos.com, también recoge la noticia: “La entrada de Falcone, primero, y de Slim, después, deja ver algo más: ambos piensan que The New York Times tiene recorrido por delante. Pero, muy probablemente, no como periódico impreso sino como medio global en la Red.”