“Los obispos españoles están preocupados porque la unidad de la nación puede llegar a romperse y reclaman a los políticos el respeto de las normas básicas, como la Constitución. Son palabras del Presidente de la Conferencia Episcopal española (CEE), Antonio Maria Rouco Varela, en la conferencia inaugural de la Asamblea plenaria de esa Conferencia”.

 


(Foto: flickr/Iglesia en Valladolid)

 

“Rouco Varela ha expresado también su preocupación que las heridas causadas por el terrorismo a tantas víctimas y a la sociedad en su conjunto y ha pedido a los españoles que se entreguen al perdón y la misericordia buscada, aceptada y concedida de corazón“.

“El arzobispo de Madrid ha asegurado que en España las relaciones entre la Iglesia y Estado están reguladas suficientemente bien por los acuerdos firmados en 1979 entre la Santa Sede y el Estado y que, a su juicio, reflejan fielmente tanto los principios de la Iglesia surgida del concilioVaticano II como los de la Constitución española”.

“Rouco Varela ha insistido en la preocupación de los obispos por el presente y el futuro del matrimonio y la familia, por el deterioro al que contribuyen leyes injustas. Y anunció que la Iglesia buscará con inagotable insistencia un punto de inflexión positivo de la legislación en el matrimonio y la familia, que incluirá la problemática de la bioética y el derecho a la vida“.

Leer artículo completo en La Stampa