Un defile de moda y joyeria

Los productos de gama alta españoles facturaron el pasado año 4.500 millones de euros, un 20% más que en 2010, principalmente gracias a las exportaciones. Son datos de Luxury Spain, la Asociación Española del Lujo, que agrupa a marcas de moda, complementos, belleza, aviación, yates, joyería, relojes, bebidas, alimentación, cosmética, hostelería e innovación, entre otros. (Foto: Flickr/Pablovinegas)

El sector ha logrado capear la crisis especialmente gracias a las ventas internacionales y el turismo, de donde proceden el 80% de los 4.500 millones de euros facturados en 2011. La Unión Europea es el principal destino de nuestras exportaciones de productos de gama alta, aunque mercados emergentes como Rusia, China, India, o México, también concentran un importante volumen de ventas.

Alrededor del 40% de las compras de artículos de alto standing son realizadas en nuestro país por consumidores extranjeros. Entre los compradores más activos destacan los provenientes de Europa del Este, y en especial los de nacionalidad rusa, que llegan a gastar una media diaria de 2.400 euros en compras. Los turistas chinos y norteamericanos también ocupan un importante papel en la venta de productos de lujo españoles.

Entre nuestros productos más demandados son aquellos que abordan la gama gastronómica ??azafrán, vinos, aceite y jamón primordialmente- y el sector de la belleza. Y marcas de moda como Elena Benarroch, de belleza y cosmética como Alquimia, Carmen Navarro o Mesoestetic, los perfumes y esencias de Hierbas de Ibiza o Ramón Monegal, hoteles cinco estrellas de Madrid Villamagna y Ritz; el cava Recaredo, la ginebra Gin Mare, el Caviar Nacarii o los exclusivos vehículos clásicos de Hurtan, entre otros, están centrando su estrategia para 2012 fuera de España.

Entre los sectores que mejores resultados obtuvieron en 2011 está la joyería, cuyas exportaciones entre enero y noviembre de 2011, según ESTACOM, crecieron en torno al 73% y se facturaron 45,6 millones de euros frente a los 27,4 millones del mismo periodo de 2010. Firmas como Carrera y Carrera, son un referente mundial de la joyería de lujo entre los consumidores y cuentan con más de treinta puntos de venta en el mercado ruso, el cual supone el 23% de su facturación.

Los productos de lujo de belleza y cosmética españoles también han apostado por la internacionalización. Natura Bissé ha orientado sus esfuerzos a crecer fuera de nuestras fronteras y, durante los próximos tres años quieren incrementar sus ventas al exterior en torno al 65%. Entre sus mercados prioritarios se encuentran Oriente Medio, Asia, Europa y Estados Unidos -donde su volumen de negocio ronda el 24%-.

Para este año, la consultora especializada Bain & Company, estima que el mercado del lujo mundial abarcará la cifra récord de 191.000 millones de euros y China será su principal consumidor con una cuota del 20% del total, mientras que Europa será el principal mercado al que acudir a comprar. Luxury Spain que abarca más de cincuenta marcas y empresas de todos los sectores potenciará la internacionalización de la imagen del lujo made in Spain y se centrará durante este año en Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, China, Estados Unidos, India, Brasil, Francia, Reino Unido y Alemania.

Caviar del Valle de Aran
(Foto: Flickr/lebonmarchesingapore)