El corresponsal que ha trabajado para Deustche Welle y ZDF, señala que hasta ahora España había destacado a nivel europeo por no tener un partido relevante de ultraderecha, pero en los últimos tiempos asegura que ha visto actitudes que le dan “un cierto miedo de que crezca y tenga más presencia”. Menciona por ejemplo algunas reacciones en la crisis catalana o al posible traslado de los restos de Franco, pero también las declaraciones de Pablo Casado sobre inmigración o algunas de Albert Rivera que “echan leña al fuego”.

Con respecto al líder del PP, Markus Böhnisch apunta que le parece que está volviendo a llevar al PP a la “línea de Aznar” y que con sus palabras sobre inmigración y luego su visita a Algeciras está “jugando a intentar contentar a moderados y extremistas”. Advierte de que si en los discursos políticos siguen los temas de moda para la ultraderecha y se van acumulando, un porcentaje de la población puede asumir estas ideas y que crezcan sus votos. Aunque resalta que con respecto a la inmigración, en Algeciras, donde está cubriendo el auge de llegadas, “de momento veo mucha solidaridad”.

Markus Böhnisch resalta que “en España, en comparación con otros países europeos, en las últimas décadas no ha habido nunca un partido relevante que representara a la ultraderecha o los neonazis. Todos estos se veían representados de alguna forma por el PP. Esto ha sido interesante de observar en comparación con mi propio país Alemania.” Pero señala que lo que ha visto en los últimos meses “me da razones para tener un cierto miedo de que este fenémeno crezca y tenga más presencia aquí también”.

Menciona en concreto algunas de las actitudes vistas en Cataluña: “entre los que salieron en defensa de la unidad de España, que fue algo lógico y deseable, pero en ese grupo había gente de ideología muy, muy conservadora que la manifestaba en la calle. Luego también las reacciones por el tema del traslado por los restos de Franco y ahora las declaraciones de Pablo Casado y algunas de Albert Rivera, echan un poco de leña al fuego. Y si estos discursos siguen y los temas políticos que están ahora de moda para la ultraderecha continúan, seguramente se va a manifestar en más votos para Vox”. Y sobre si la elección de Pablo Casado al frente del PP puede contribuir a que crezcan las posiciones más de ultraderecha, apunta: “Hay que ver la historia del PP. La época anterior a Rajoy, con Aznar, no fue de las más centristas. Creo que con Casado estamos volviendo a la línea Aznar y él está aprovechando temas que le van a ayudar a diferenciarse de Ciudadanos y especialmente de los socialistas”.

En cuanto a si esto puede ayudar al PP a recuperar votos o en cambio beneficiar a Vox, apunta: “Será interesante observarlo. Porque hemos visto las imágenes de Pablo Casado en Algeciras saludando personalmente, por supuesto para la foto, a los inmigrantes. Esto un político o votante de Vox, no lo haría. Seguramente Pablo Casado ha intentado suavizar las declaraciones en las que decía que España no podía recibir millones de inmigrantes. Está un poco jugando con ambos lados, con los más moderados y los más extremistas. Será interesante ver como se posiciona en el futuro. Pero lo cierto es que su perfil va a ser más de derechas que el de Rajoy… que no tenía mucho perfil.”

Markus Böhnisch también valora la posibilidad de que la inmigración, con la que hasta ahora España se había caracterizado por su tolerancia, puede convertirse en causa de tensión y “banderín de enganche” para la ultraderecha: “Espero que no. Porque en España, la inmigración siempre ha estado más cerca de la sociedad que en otros países. Pero es cierto que la acumulación de temas que nutren a esta ideología y si sigue, un porcentaje de la población puede verse representado y asumir estas ideas. Pero por el momento, yo en Algeciras veo mucha solidaridad. La gente hace labores que corresponden al estado y alimenta a los inmigrantes. Espero que esto refleje más la realidad que algunos discursos extremistas.”

Markus Böhnisch ha sido corresponsal en España para varios medios alemanes desde 2004. En concreto ha trabajado para Deustche Welle, 3SAT de la ZDF o n-TV, entre otros y además ha colaborado con la TV suiza. En la actualidad hace funciones de reportero o enviado especial desde Alemania. En junio de 2015 denunció haber sido registrado por la Guardia Civil tras grabar imágenes del Aeropuerto de Ciudad Real, justo antes de la subasta pública. Y en 2007, en el mismo aeropuerto de Ciudad Real vivió un incidente con el constructor Francisco Hernando, más conocido como “Paco el Pocero”. En el transcurso de una grabación, Hernando trató de agredir a varios periodistas, entre los que se encontraba el propio Bönisch.

Print Friendly, PDF & Email