Un aficionado a las armas de Wisconsin, llamado Michael Guslick y conocido en Internet como ‘Haveblue‘, asegura que utilizando una impresora tridimensional ha logrado construir una metralleta AR-15 de plástico que funciona y es capaz de disparar.

En su blog cuenta como ha sido el proceso en dos partes con todo lujo de detalles y fotos. Anteriormenteo ‘Haveblue’ había logrado construir una pistola de calibre 22 que pasó una prueba de 200 disparos.

El caso ha provocado un debate en EEUU sobre la legalidad de fabricar armas de fuego en casa por un lado y sobre la posibilidad de que las impresoras 3D se puedan utilizar con fines delictivos, por ejemplo para hacer copias de llaves o de los dispositvos en los que se introducen las tarjetas en los cajeros automáticos.

Print Friendly

Aporta link o información: