El diario galo dedica un reportaje en su sección de televisión y un espacio en su portada a la presentadora de Telecinco. El artículo, que se enmarca en una serie de perfiles de personalidades audiovisuales extranjeras, es obra de la corresponsal Sandrine Morel y profundiza en la explicación del fenómeno televisivo y sociológico que representa Belén Esteban.

El reportaje sobre Belen Esteban en Le Monde

Le Monde dice: “¿Por algún milagro de la pequeña pantalla Belén Esteban, copresentadora del programa diario “Sálvame” en Telecinco, se ha convertido en un icono televisivo? Cada día, “la princesa del pueblo” como se la apoda, reúne más de dos millones de telespectadores durante las cuatro horas que dura esta especie de talk-show que comenta en directo chismes de todo género.”

Detallan como “tan querida como detestada, esta rubia de 39 años de edad, a pesar de su hablar grosero y sus maneras duras, cosecharía el 7.9 % de los votos si se presentara a las elecciones a la presidencia del gobierno, según un sondeo realizado en 2010.” Y se define a Esteban como “personaje perdido entre ficción y realidad”.

El diario recoge también valoraciones de sociólogos y catedráticos. Fermín Boura cree que el fenómeno se explica por “la nostalgia de la vida de pueblo, la vida emocional basada en los chismes. Y Belén Esteban representa a la chica de pueblo víctima del agresivo entorno urbano”. Y Gerard Imbert de la Universida Carlos I apunta: “Es el símbolo de la degradación de la televisión, pero también del discurso público, tanto al nivel del contenido, trivial, como la forma, la invectiva que sirve para descalificar al otro”.

[Leer el artículo completo en Le Monde (abonados)]

No es la primera vez que Belen Esteban aparace en un medio extranjero. En 2010, la revista gala Les InRocks también le dedicó un perfil como “icono trash”.