Tras la detención de cinco personas en el País Vasco francés que iban a escenificar una entrega de armas de ETA, el primer diario francés profundiza en la polémica en torno al desarme de la banda terrorista y analizar en qué punto está el proceso. Citando a expertos franceses, explica que desde 2014, ETA intenta iniciar una fase de desarme acompañada de una puesta en escena con verificadores internacionales que le ayude en su “batalla de comunicación”. Pero resalta que el gobierno español -aunque también menciona al francés- rechaza aceptar y facilitar este proceso porque prefiere mostrar a la banda como “gamberros y monstruos” y quiere una “victoria total” que mantenga la visión represiva del conflicto y no obligue a una introspección.

Le Monde también publica una entrevista a Arnaldo Otegi en la que éste insiste en su tesis de que se está intentando impedir el desarme de ETA y “boicotear la paz”.

Le Monde apunta que las detenciones y el arsenal encontrado en Louhossoa han reflotado la cuestión del desarme de ETA. Recuerda que la banda, tras causar 800 muertos en 40 años, renunció a la violencia en 2011 y desde 2014 intenta organizar un proceso de desarme en el que colabora la Comisión Internacional de Verificación del alto el fuego creada con expertos de Irlanda, Sudáfrica y la ex-Yugoslavia tres años antes. Cita al catedrático francés y experto en ETA, Jean-Pierre Massias que explica que esta puesta en escena evidencia que el desarme es también una “batalla de comunicación” con la que ETA busca una legitimidad y mostrar que han existido como fuerza militar y no sólo como “gamberros y monstruos” que es como los quiere presentar España.

Y en este sentido el artículo enfatiza el rechazo de España a las iniciativas en favor de un desarme amparado por la CIV, a la que de hecho se niega a reconocer. Según Massias, el gobierno español quiere una “rendición y una victoria total” sobre la banda, por lo que el desarme ya no es una cuestión técnica sino una “apuesta política”. Y se añade que el ejecutivo tiene especial interés en mantener la visión represiva del conflicto por dos motivos: porque el fin de la violencia  podría facilitar un referéndum en Euskadi y porque la democracia española post-franquista se ha construido en torno al conflicto con ETA y una resolución obligaría a hacer una “introspección” sobre los métodos de la lucha antiterrorista.

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión en 2016 es de más de 286.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue condenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email