El diario galo repasa en un artículo de su corresponsal Sandrine Morel cómo el sector vinícola español ha convertido la crisis, en una oportunidad para expandirse al extranjero. Destaca que durante los años del boom se invirtió mucho para reestructurar y modernizar el sector, que hoy aspira convertirse en el mayor exportador de vino por volumen superando a Francia. Y detallan en el caso concreto de las bodegas Arrayan.

El artículo de Le Monde

Le Monde asegura: “Maria Marsans, propietaria de la bodega Arrayan, hizo de la crisis una oportunidad. Su historia ilustra el cambio en la estrategia de muchas empresas españolas que han tenido que ir al extranjero para superar la crisis y la caída del consumo. En 2008, Arrayan exportaba sólo el 27% de su producción de vino. Cuatro años más tarde, en 2012, las ventas al exterior representan más del 89% del total. Su caso no es aislado. En 2012, las ventas de vino español se incrementaron un 11,8% en valor, segun el Observatorio Español del Mercado del Vino.”

Citan a Rafael del Rey, presidente del OEMV que apunta: “En la década de 2000, la industria ha invertido fuertemente para reestructurar los viñedos, construir nuevas bodegas, mejorar el riego y profesionalizar la labor de marketing”. El texto añade: “Las nuevas bodegas Ysios, encomendadas al arquitecto Santiago Calatrava, Marques de Riscal a Frank Gery, o López Heredia, a Zaha Hadid, son el símbolo de estas grandes inversiones. Han atraído a muchos turistas y mejorado de la marca de los vinos españoles.”

El diario sostiene: “Al sector, en general, no le faltan fotalezas. Comenzando por el precio del vino, menor a igual calidad que la de sus vecinos. Con más de 1 millón de hectáreas, frente a 800.000 en Francia, según la Organización Internacional del Vino, España aspira a convertirse en el mayor exportador del mundo por volumen, seguido de Francia.”

[Leer el artículo completo en Le Monde]

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión fue en 2011 de más de 325.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue concenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.