El jacuzzi en el Mont Blanc

Un grupo de escaladores suizos se empeñó en unir deporte con placer y organizaron una expedición para ascender al techo de Europa y montar allí un jacuzzi. Juntaron a 20 amigos capaces de subir los 4.807 metros del Mont Blanc… cargando con 20kg de peso. Porque esa era la gracia de la hazaña, idear un sistema de bañera totalmente portatil, sin recurir a medios mecánicos.

Durante un año, los promotores de la idea estuvieron haciendo cálculos y prueba hasta dar con un sistema de jacuzzi y calentador viable… y con capacidad para todo el grupo. Y el 13 de septiembre pasado se pusieron en marcha. Ascendieron de noche y a la 5h00 de la mañana llegaron a la cima. Con la salida del sol empezaron a calentar la bañera y poco después la llenaron de nieve limpia. A las 9h00, el agua del jacuzzi ya estaba a 38 grados y empezaron los baños multiples y las fotos.

En la web en la que dan cuenta de la expedición y muestran las fotos, explican que la energía necesaria para calentar el agua del jacuzzi es equivalente al consumo de 5 o 10 minutos en un vuelo de helicóptero.