Sandrine Morel, de Le Monde habla en radiocable.com de la reacción de aficionados, medios y autoridades tras la sanción a Alberto Contador. La califica como “visceral”. Cree que las muestra de apoyo a los deportistas -incluso a cargo de políticos como Zapatero- sin esperar siquiera al veredicto solo “ponen trabas a la justicia y dan la sensación de que España no quiere realmente afrontar el problema”.

Sandrine Morel

Sandrine Morel asegura que “se percibe incorrectamente que Francia da lecciones sobre dopaje” y cree que no es asi:

“Lo que no se entiende fuera es la ausencia de cautela, que no se espere a que la justicia haga su trabajo. Siempre que hay un caso de dopaje salta el presidente u otros deportistas españoles defendiendo a sus atletas”.

Considera que el problema empieza cuando tras la Operación Puerta, se ve que los casos que debían haber sido juzgados, se archivan: “a partir de ese momento empieza a haber dudas de la voluntad de las autoridades españolas de luchar contra el dopaje”. Cita también el caso de Marta Dominguez: “puede que haya gente inocente, pero lo que preocupa es que antes de saber el veredicto, haya tanta gente que defienda la inocencia de un deportista… como para impedir que haya una objetividad y una justicia imparcial”.

La corresponsal recuerda que “chocó bastante cuando José Luis Rodriguez Zapatero salió en defensa de Contador antes de que hubiera veredicto. Esto nunca hubiera ocurrido en otros países”. Cree que todo esto solo “pone trabas a la justicia y da la sensación de que en España no se quiere realmente afrontar el problema”.

Sandrine Morel achaca la virulenta reacción antifrancesa “a la histórica rivalidad” entre los dos países en ámbitos deportivos y a una cierta “manipulación” de lo defendido en los medios galos. Asegura que no es cierto que en Francia se considere que los deportistas españoles ganan porque se dopan “yo no creo que el tiki-taka del Barcelona pueda ser debido al dopaje”. Pero defiende que “hay deportistas de todos los países que han sido condenados por dopaje, simplemente se espera que en España tambien”.