Stefanie Muller de la revista Wirtschaftswoche, asegura en radiocable.com que “la situación del sector bancario español no es lo que parece. Las cifras que hoy en día tenemos no son verdaderas”. Considera que pese a las últimas exigencias de la UE, el problema de España no es el endeudamiento estatal y los bonos, sino que está relacionado con los activos inmobiliarios.

Stefanie Muller

Stefanie Muller explica que ha investigado a diferentes entidades y al Banco de España y: “he llegado a la conclusión, con pruebas, de que se han falsificado datos, informes”. Asegura que lo que se está conociendo ahora sobre las cajas de ahorros “demuestra que se han tapado bastantes cosas y no puedo imaginar que los políticos o los organismos de supervisión no lo supieran”. Por eso habla de una “corrupción sistemática en el sistema financiero”.

La corresponsal explica que “hay cosas que no cuadran” en relación a los activos inmobiliarios. Cita como ejemplo los “creditos superestandar”, donde las entidades negocian con determinados clientes que no pueden pagar la hipoteca que se suspenda el pago durante un tiempo y solo se costean los intereses. Denuncia que “eso hace que la morosidad sea artificalmente baja, en realidad es mucho más alta”. Eso combinado con la dificultad para saber cuanto valen los activos inmobiliarios de las entidades financieras (especialmente si el Santander vende parte de su stock al 50% de su valor) auguran “turbulencias para el futuro”.

Stefanie Muller considera que el principal problema del sistema en España -y también en países como Grecia, Portugal o Italia- es de supervisión “pero no del Banco de España cuyas inspecciones son de las mejores del mundo, sino de la élite bancaria y empresarial que, a lo mejor es muy fuerte decirlo, pero se ha establecido en la corrupción. No son los más capaces, sino que muchos han llegado por enchufes”.

Comenta además las últimas exigencias de recapitalización hechas a la banca española desde la UE y  considera que demuestran que hay “bastante ignorancia sobre la situación de España. El gobierno alemán por ejemplo parece no enterarse muy bien de cuales son los problemas reales porque el endeudamiento del Estado español es mucho menor que el alemán”. Y apunta que los mercados son los que han puesto la atención sobre los bonos de estado por la “especulación”, pero sostiene que ese no es el problema de la economía española.

Print Friendly, PDF & Email