¿Con qué objetivo un periódico podría fundir dos fotografías de un mismo acto sin previo aviso a sus lectores? Algo así se preguntan en El Confidencial Digital… EL MUNDO en su portada del lunes mostraba una instantánea panorámica en la que aparecía el presidente del Gobierno, Jose Luís Rodríguez Zapatero, rodeado por Alfonso Guerra y Leire Pajín.

Sin embargo, tal y como demuestran las siguientes fotografías de la agencia Reuters, la escena de arriba nunca se llegó a producir. La cara del presidente del Gobierno corresponde a la primera fotografía, y no a la segunda, donde aparece junto a la ministra de Igualdad, Bibiana Aido, y la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín.

Pero, ¿es eso manipulación? En los comentarios del blog Enfoque Diferencial un lector se lo pregunta: “¿una panorámica es una manipulación? ¿Y si se hace desde la propia cámara como soportan algunos modelos? No sé, para mi manipular es otra cosa, y en periodismo la asocio más a contar algo distinto a lo que en realidad sucedió”. A lo que le responden que “es una manipulación clara: unen dos fotos para conseguir un fin deseado que no se ha producido en la realidad. Algunos no se han dado cuenta que han juntado dos fotos distintas, eso es manipular, o lo mismo no se quieren dar cuenta, que es peor”. En internet hoy comentan otro posible caso de manipulación en el diario QU?!

Print Friendly, PDF & Email