Andrea Nicastro del Corriere della Sera explica en radiocable.com que tal y como reflejó en su crónica, recibió una llamada de la Casa Real tras la imputación de la Infanta Cristina. Señala que la persona que le llamó se limitó a leerle el comunicado con la posición de la Corona. Lo interpreta como un gesto de cortesía, pero resalta que es la primera vez que le llama la Casa Real para facilitarle información y cree que muestra el nerviosismo que hay en la institución.

Andrea Nicastro asegura que la llamada fue puramente informativa: “pero me sorprendió que en vez de difundir el comunicado en su web se tomaran el tiempo de llamar a periódicos y periodistas, incluyendo extranjeros. Creo que la Casa Real estaba muy nerviosa por todo el asunto y su repercusión en el interior y en el exterior. Aunque en mi opinión, el asunto de la Infanta es más importante para España que para el resto del mundo: Se trata de saber si aquí quieren seguir con la monarquía o no.”

Y sobre el hecho de que llamaran a corresponsales extranjeros asegura: “agradezco que sintieran la cortesía de hablar con todos, tanto en el interior como en el exterior, pero creo que fue algo especial y que refleja el gran nerviosismo con el que se están viviendo la situación en la Casa Real. Y también es llamativo que el Principe haya dicho algo diferente o al menos un matiz de la posición de la Corona es llamativo.”

El corresponsal explica que anteriormente le habían llamado alguna vez de la Casa Real para invitaciones o enventos: “pero para difundir una noticia es la primera vez. Y simplemente fue para leer el comunicado y la posición de la Casa Real. Sin poder, por mi parte ni contestar, ni hacer preguntas. Solo para leerlo.”

Print Friendly, PDF & Email