La manifestación y sobre todo los incidentes violentos son noticia destacada en medios de todo el planeta. Muchos apuntan que ha sido una de las protestas más tensas de todas las vividas en España y lo ven como una señal de que el malestar social se está haciendo cada vez más hondo. Recalcan también que supone otro frente para el gobierno de Mariano Rajoy y lo analizan junto con las reivindicaciones independendistas de Cataluña.

Imagen de previsualización de YouTube

[Al Jazeera destacó que la protesta fue “genuinamente popular” y muestra el grado de enfado de los españoles]

La BBC habla de la manifestación más tensa. La crónica de su corresponsal Tom Burridge señala que la protesta fue “diferente de las otras muchas que he cubierto en España. Parecía que los manifestantes querían algun tipo de acción y la Policía respondió. Al estar convocada por las redes sociales y no los sindicatos mayoritarios, la proporción de jóvenes era mayor que en otras. La táctica de mano dura de la policía, pese a que no sufrió grandes provocaciones, muestra que quizá las autoridades temían una escalada de la situación”. Pero resalta que “España sigue siendo un lugar donde las protestas son principalmente pacíficas, incluso ante la austeridad profunda. Pero esta noche demuestra que incluso aqui, existe un malestar social en potencia, aunque por ahora es limitado.”

El Washington Post destaca que se vió la rabia española. Su noticia dice: “Españoles se enfurecen contra las dificultades por la austeridad en una marcha al parlamente y chocan con la policía antidisturbios. La manifestación, organizada bajo el lema “Ocupa el Congreso”, atrajo a manifestantes de todos los ámbitos de la vida cansados de nueve meses consecutivos de dolorosas medidas de austeridad económica impuestas por el primer ministro Mariano Rajoy y su sólida mayoría parlamentaria. Hubo también pequeñas manifestaciones en Barcelona y Sevilla.”

The New York Times señala que la protesta añade otro frente para el gobierno. La crónica de Raphael Minder señala que “la presión a la que se enfrenta el gobierno de Mariano Rajoy subió en varios frente el martes al cercar miles de manifestantes el Congreso y dar pasos las dos mayores regiones de España que subrayan la profundización de sus problemas económicos y el descontento con los planes de austeridad” (en relación a Cataluña y Andalucía).  Y considera que “Rajoy se encuentra cada vez más aprisionado entre los votantes españoles que se oponen a recortes adicionales y por otro lado los inversores y funcionarios de finanzas europeos que exigen garantías de que España pueda cumplir con los objetivos de déficit presupuestario.”

The Guardian resalta la violencia en Madrid al cargar la policía contra los manifestantes. La noticia que firma su corresponsal Giles Tremlett sobre las protestas dice: “Policías armados con porras dispararon bolas de goma contra los manifestantes que trataron de rodear el parlamento del país. Unas 32 personas resultaron heridas, entre ellas varios policías, y varias decenas fueron detenidas cuando la policía disolvió la manifestación contra el gobierno de Mariano Rajoy. Varios cientos de manifestantes permanecieron pacíficamente en las calles cercanas al Congreso. Exigían la dimisión del gobierno y el rey, así como una reforma de la Constitución.”

La Croix dice que los indignados expresan su cólera en Madrid. Su crónica apunta: “varios miles de indignados españoles se manifestaron el marte en torno al Congreso de los Diputados en Madrid, transformado en un campamento fortificado por un dispositivo policial ultra-reforzado, para denunciar una democracia `secuestrada´ sujeta `a los mercados financieros´. El gobierno conservador a tomado desde diciembre de 2011 medidas de austeridad que han provocado un profundo descontento. `Y han sido adoptadas por decreto, sin pasar por los diputados´ denuncia la Coordinadora 25S “.

Le Monde apunta que la marcha se produjo bajo una alta tensión. Su nota detalla que: “Estallaron enfrentamientos el martes en Madrid entre policías y manifestantes del movimiento de los indignados, miles de los cuales se reunieron en los alrededores del Congreso de los Diputados bajo una muy alta tensión con gritos de `dimisión´y `fuera´. `Son nuestras armas´ gritaban los manifestantes con las manos levantadas ante las fuerzas antidisturbios que trataban de dispersarles cargando con porras y tirando pelotas de goma.”

El Christian Science Monitor se pregunta si logrará el Movimiento 25S disolver el parlamento. Explican que “Unos 6.000 manifestantes se reunieron en los alrededores del Congreso en Madrid para protestar contras las medidas de austeridad y para pedir la salida del actual gobierno español. El gobierno español fue golpeado el martes en dos frentes al mostrar los manifestantes su rabia por los recortes y subidas de impuestos al tiempo que los costes de financiación del país se incrementaban.”

El Daily Telegraph asegura que los manifestantes se enfurecieron por las medidas de austeridad. Dicen: “Los enfadados asistentes a la marcha de Madrid llegaron lo más cerca que pudieron del Congreso, a unos 250 metros ,y gritaron “Marchaos, marchaos. No nos representan. Hay que echarlos”. Los manifestantes piden nuevas elecciones argumentando que las duras medidas de austeridad son la prueba de que el Partido Popular en el gobierno engañó a los votantes cuando ganó por goleada las elecciones de noviembre.”

Imagen de previsualización de YouTube
[AFP también se ha echo eco de los incidentes]

ACTUALIZACI?N

De Tijd se pregunta cuantas reformas más aguantarán los ciudadanos. Su crónica dice que: “El pueblo español pretende `salvar´ la democracia. Miles de españoles rodearon ayer la Cámara Baja para rescatar a la `secuestrada´ democracia. El PP del Presidente Rajoy calificó la iniciativa de ??intento de golpe de Estado??, si bien esa interpretación resultó gratuita. Los manifestantes arremeten contra el Presidente Rajoy que adopta difíciles decisiones por decreto. Cabe preguntarse cuántas reformas adicionales aguantarán los ciudadanos españoles. El margen político resulta muy exiguo ya que el paro afecta al 26% de la población activa y el 30% de los ciudadanos admite que su economía no les permite llegar a finales de mes.

The Independent resalta que Madrid se levanta contra las medidas de austeridad. En su información detallan como “las protestas se convierten en violencia. Más de veinte personas fueron arrestadas y otras treinta y dos resultaron heridas, cuando una manifestación contra la austeridad diseñada para acordonar el parlamento fue disuelta por la policía quien cargó contra los manifestantes en repetidas ocasiones.”

Le Soir apunta que los indignados aumentan la presión. Y su noticia recoge: “Un importante dispositivo policial arremetió contra la movilización programada en vísperas de la adopción de nuevas medidas de austeridad.”

Print Friendly, PDF & Email